PASTEL DE CALABACÍN Y CHOCOLATE SIN HUEVO NI LECHE

20151008_150241

¿Qué queréis de merendar? CALABACÍN… ¿no os dicen eso en vuestra casa? Eso es porque no conocéis esta estupenda receta de pastel de chocolate y calabacín. En casa es un clásico, casi tanto como la propia thermomix, de cuyo recetario salen las varias versiones de pasteles de calabacín que hacemos en casa.

Sí lo confieso, me chifla el calabacín, tanto dulce como salado, pero para los que no le tienen ese aprecio, está receta es estupenda. Si no lo decís, jamás nadie adivinará que es uno de los ingredientes principales.

Haced la prueba, no digáis nada para evitar prejuicios  y veréis como no faltarán calabacines en casa. Y no os preocupéis sin no tenéis una thermomix, la receta es igualmente sencilla.

Ingredientes:

  • 300gr calabacín rallado
  • 125 ml aceite de oliva suave (también vale de girasol)
  • 200 gr azúcar
  • 50 gr cacao en polvo
  • 250 gr harina
  • 1 cucharadita de levadura química

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º y preparar el molde deseado, engrasar con un poco de aceite o con un spary antiadherente.
  2. Lavar y rallar el calabacín con piel, si tenéis las thermomix basta con triturar en velocidad 5  unos segundos.
  3. Añadir al calabacín el resto de ingredientes, sí habéis leído bien, todo para dentro, más sencillo imposible.
  4. Mezclar todo bien. Con la thermomix 30 segundos a velocidad 3.
  5. Y ya está listo para hornear entre 20-25 minutos, ya sabéis, según como os llevéis con vuestro horno.

Ya me diréis el resultado, de verdad que  crea adeptos y fanes calabineros.

PD2 yo en el caso de la foto lo he decorado con ganache de chocolate, pero no es ni necesario ni imprescindible, además con el ganache ya le añadimos nata, y ya no sería apto para alérgicos a la proteína de la leche de vaca o intolerantes a la lactosa.

Otra opción es hacer el ganache con nata vegetal. 😉

 

Mermelada de Naranja SIN Azúcar apta para diabéticos

20151005_141044

El lunes fue el cumple de mi padre y su petición de regalo fue MERMELADA DE NARANJA. A primera vista no parece nada complicado ni fuera de serie, si no fuese porque es diabético. Siempre estoy buscando adaptaciones de dulces para hacerlos aptos para diabéticos, y ya que estamos menos engordantes para el resto. Confieso que no siempre es fácil, y que he probado casi todos los edulcorantes existentes y la verdad es que al final el que más me gusta es la STEVIA, que encima es natural. La verdad es que para hacer mermeladas siempre usaba el azúcar gelificante apto para diabéticos del Dr Oetker, pero ya no lo encuentro, así que en esta ocasión he probado con la stevia y la verdad es que está muy buena.

Ingredientes:

  • 1 kilo de naranjas
  • Zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de stevia granulado
  1. Lavar muy bien las naranjas y si tenéis un zester, es ese cacharrito que sirve para sacar tiritas de piel de los cítricos. Ahora con la moda de los gin tonics creo es un instrumento casi imprescindible en cada hogar. Pero si no lo tenéis, no pasa nada, con un pela patatas cortad tiras de piel sin llegar a lo blanco. Haced la misma operación con la mitad de las naranjas.
  2. Esta es una versión rápida de mermelada, asi que una vez desprovistas de trocitos de los trocitos de piel, exprimid las naranjas y guardad los pipos en una gasita.
  3. Llevar a ebullición el zumo de las naranjas con las pepitas atadas en la gasita, para que luego sean fáciles de localizar y sacar. Dejad cocer y reducir a fuego lento unos 40 minutos, no os olvidéis de remover la mezcla de tanto en tanto con una cuchara de madera. Transcurrido este tiempo sacad la gasita con las pepitas del cazo.
  4. Mezclad el zumo de limón con las dos cucharadas de stevia y las cascaras de naranja. Sin retirar el cazo de las naranjas del fuego añadid esta mezcla de zumo de limón, stevia y cascaras y cocer durante 10 minutos más.
  5. Verted la mermelada con cuidadín de no quemaros en un tarrito de cristal y voilà una mermelada de naranja sin azúcar añadido, lista para untar y merendar.

20151005_130414

Cupcakes SIN gluten de vainilla y pepitas de chocolate

20151008_095345    20151008_095108

Un día de limpieza y traslado de muebles, apareció por casa una vieja máquina de coser y la atracción fue mutua. Tras una visita al taller y una puesta a punto, está como nueva y aunque confieso que soy adicta a los tutoriales por internet, conseguir hacerle nuevos modelitos a la princesa de la casa con youtube cómo único maestro me parecía muy osado. Así que he tenido la suerte de encontrar un lugar fantástico donde aprender de la mano de una súper profe y una súper anfitriona. Gracias Belén y Olga. Y como entre costura y costura Belén comentó un día que a ella el gluten no le sentaba bien, la he usado de conejillo de indias para probar esta rica receta hecha con harina de arroz. Seguiremos experimentando con más recetas sin gluten, por ahora esta ha superado la prueba J

Ingredientes para 12 cupcakes grandes o 24 pequeños:

  • 75 gr de harina de arroz
  • 25 gr de maicena
  • 110 gr de azúcar
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • Esencia de vainilla o 1 sobrecito de azúcar de vainilla
  • 100 gr de pepitas de chocolate
  • 1 cucharadita de levadura química sin gluten

Para el ganache de chocolate:

  • 250 gr de nata líquida para montar
  • 250 gr de chocolate fondant

Si optáis por la opción del ganache de chocolate os recomiendo prepararlo la noche antes, así al día siguiente está perfecto para montar.

Precalentar el horno a 180º.

  1. Batir la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, con el azúcar y  luego id añadiendo los huevos uno a uno.
  2. Mezclad la harina de arroz con la maicena y la levadura e incorporad la mitad a la mezcla, añadimos la leche y mezclamos la otra mitad de harina.
  3. Agregad las pepitas de chocolate y rellenad las cápsulas hasta un poquito más de la mitad.
  4. Hornead entre 15 -17 minutos, según los misterios de cada horno. Si lo hacéis en cápsulas pequeñas dejadlas entre 12-15 minutos.

Para el ganache de chocolate basta con calentar la nata sin que llegue a hervir y luego mezclar con el chocolate troceado hasta que se disuelva completamente. Dejad enfriar, y reservad en la nevera, lo dicho, mejor hacerlo el día antes. A la hora de decorar los pastelitos basta con batirlo un poco y meterlo en una manga pastelera con la boquilla deseada… y voilà ya estarían listos para comer.

La decoración está hecha con fondant de colores, pero se pueden comer tal cual sin ganache, o sólo con la cobertura de chocolate, o mojaditos en café…..

 

Bolsitas hechas con Tetrabricks

20151002_134458

Hoy toca estrenar el apartado de manualidades/reciclaje con algo muy sencillo, y que nos puede permitir reciclar los tetrabricks.

El otro día vino un amigo a merendar  a casa y al ver  tanto brick amontonado, no puedo más y tuvo que preguntar… y se quedó un poco ojoplático cuando le dije que eran para reciclar y transformar en bolsitas, monederos, estuches, casitas para pájaros y un largo etc. Me miró con cara de: “si vale…lo que tú digas, pero sigo pensando que te has vuelto chiflada y el primer síntoma es almacenar bricks de leche de forma compulsiva”.

Bueno, pues sí, lo confieso almaceno bricks de leche, de zumo, tapones, chapas, latas, piedras, cajas de cartón y de fruta  entre otros, pero todo con el fin de darle una segunda oportunidad de forma divertida, transformándolos en otra cosa, a ser posible rosa si me ayuda la princesa.

Para hacer estas bolsitas sólo se necesita:

  • Tetrabricks, vacíos y limpitos
  • 1 rotu20151002_140128
  • 1 regla
  • Papel de regalo
  • Pegamento
  • Tijeras y/o cúter
  • Cintas de colores o cordel
  • Opcional un poco de washitape (celo de colorines)
  1. Nosotras hemos hecho las bolsitas de 15 cm de alto, así que hemos marcado con una línea 15 cm y he cortado la cabeza al brick; podéis pensar en alguien en concreto al hacerlo y así ir liberando un poco de estrés.
  2. 20151002_140228Lo mismo con el papel de regalo, hemos cortado tiras de 15 cm de alto por 30 cm de largo, que es el contorno que tiene un brick de leche o zumo convencional.

20151002_1406193. Untamos con pegamento y pegamos el papelito con cuidadín de que no salgan muchas arruguitas, aunque ya sabéis que la arruga es bella.

20151002_14072220151002_140850

 

4. Este paso es opcional, pero a mí me parece que queda más mono y un poco más firme con un poquito de washitape por el borde.

20151002_141138

5. Ya solo queda agujerear, yo he usado un sacabocados, pero vale una troqueladora, lápiz con punta, punta de tijeras, dientes…. (bueno esta opción mejor no)

Cortamos dos tiras de cinta de 30 cm, pasamos por los agujeritos, hacemos nudos y ya casi está.

20151002_141653

6. Para que no queden tan rígidas es mejor doblar un pelín por los laterales y así parece que quedan más monas…

20151002_141804

 

Bueno, pues os dejamos que estamos en plena fábrica de bolsitas, llevamos 20 y aún nos quedan unas cuantas.

Besos