Hamburguesas de salmón

hamburguesas salmon 2

Y después de tanto naranja, damos paso al rosa…. Y es que el salmón, además de su bonito color es uno de los alimentos más saludables que podemos encontrar. Repleto de vitaminas, también nos aporta calcio y ácidos grasos esenciales para la salud.  Así que es un elemento formidable para toda la familia, y hecho con forma de hamburguesa no hay quien se resista. Acompañado de aguacate no sólo combina mejor estéticamente, sino que además la mezcla de sabores encaja a la perfección. Aunque sien casa tenéis pescadofóbicos mejor presentarlo entre panecillos de hamburguesa. J

Ingredientes: (Para unas 10 hamburguesas pequeñas)

  • 800 gr. de salmón fresco, limpio y sin espinas
  • 2 cebolletas medianas
  • Cebollino (al gusto)
  • 2 cucharadas colmadas de pan rallado o de miga de pan
  • Sal y pimienta
  • Zumo de 1 limón
  • Opcional: aguacates y rodajas de tomate

Preparación:

  1. Picar las cebolletas y dejar macerar con el de zumo de limón.
  2. Limpiar bien el salmón, quitándole la piel y todas las espinas que pueda tener. Picar en trocitos no muy grandes.
  3. Picar el cebollino y mezclar con el salmón troceado, la cebolleta, zumo de limón y el pan rallado. Salpimentar al gusto. Si se desmigaja mucho se puede añadir un poco más de pan rallado.
  4. Formar las hamburguesas, yo me ayudo un con aro de emplatar, pero se pueden hacer a mano perfectamente (hacer bolitas y luego aplastar con una cuchara grande o culo de vaso).                                                20160117_142718
  5. Poner una plancha o sartén a calentar (si son antiadherentes no hará falta echar aceite, si teméis que se vayan a pegar con una gotita pincelada bastará) y se van a haciendo a la plancha vuelta y vuelta un par de minutos.Y ya están listas, con un poco de aguacate y unas rodajitas de tomate están deliciosas, y ya tenemos un plato rico en omega 3, atractivo para los peques y no tan peques pero no pescadoamigos

BESOS

Snack de Boniatos al horno

boniato horno

Con este frío apetecen cosas calentitas, hoy os traigo una receta de lo más sencilla del mundo y que además se puede vender a los más pequeños como snack y manocomestible.

Los boniatos o batatas, están repletos de provitamina A, cuanto más naranjita mejor, así que son estupendos para la formación y mantenimiento de huesos, dientes, tejidos blandos, la piel, la visión, en la prevención del envejecimiento prematuro. Además aporta otras vitaminas del grupo B (B1, B2, B5 Y B6) y vitamina C. Con este currículo es imposible no apuntar unos cuantos boniatos en la lista de la compra y además están deliciosos. Yo confieso que en otoño e invierno forman parte del menú semanal y cuándo veáis lo fáciles que son de hacer seguro que también los incluís, si no forman ya parte de vuestra dieta.

Ingredientes:

  • 3 o 4 boniatos (según nr de comensales y tamaño de la bandeja del horno)
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce

Preparación:

  1. Precalentar el horno 200º
  2. Lavar los boniatos, SIN pelar, cortar a lo largo en varias tiras y lanzar sobre una bandeja de horno pincelada con un poco de aceite de oliva.
  3. Espolvorear con el pimentón, remover bien con las manos y al horno.
  4. Hornear con calor arriba y abajo en posición media durante 35 min. Y a disfrutar.

Os dejo un estupendo video de uno de los colaboradores de Jamie Oliver (ya sabéis que me chiflan sus recetas) para que veáis lo fácil y rápida de hacer que es la receta, y lo saludable que se pone uno al tomar boniatos. Yo aún no he empezado a hacer el pino por la cocina… pero todo puede llegar 😉

https://www.youtube.com/watch?v=Q9ty461N1Zg

 

BESOS y a cuidarse.

FUSILLI CON CALABAZA

 20160117_141112

Seguimos con las recetas otoñoinvernales. Con estos  días grises y fríos hay que dar un poco de color y calor a la mesa, así que aprovechemos esta temporada del naranja y ataquemos la calabaza.

A parte de sana y saludable la calabaza es ideal en esta época post navideña y de inicio de dietas, porque es muy baja en calorías y grasas y nos aporta mucha agua, fibra y además tiene efecto saciante.  Además de bonita, también nos aporta antioxidantes,  vitaminas A, E y C y minerales.  Y encima está deliciosa…

Y para los calabazaaprensivos… tranquilidad no se nota, si ponéis pasta de colores y no comentáis nada, seguro que tras el primer bocado lográis calabazaadeptos. Y al cocinarla con la canela deja un olorcito buenísimo en la cocina…mmm que hambre J

Así que a por la receta.

Ingredientes:

  • 1 Hoja de laurel
  • 500 gr de pasta Fusilli, macarrones, lacitos o la que más os guste en casa
  • 400 gr de Calabaza tipo butternut o confitera (las de piel finita)
  • 200 gr de puerro cortado en rodajitas
  • ½ barrita de canela
  • 1 ramita de Romero
  • 100 cl de nata ligera (un chorrito)
  • 1 chorrito de bálsamo de vinagre de Módena
  • Aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • opcional: parmesano

Preparación:

  1. Cocer la pasta en agua salada con la hojita de laurel, según lo que indique el paquete de la pasta seleccionada. Reservar un poco del agua de cocción para luego.
  2. Cortar en cuadraditos la calabaza con piel (también vale comprar los paquetitos de calabaza ya cortados y limpios), saltear en un cazo que se pueda tapar, con un poco de aceite y la barrita de canela. Salpimentar y añadir el romero al gusto. Añadir unos 250 gr de agua de cocción, es decir un dos cazos o tazas. Tapar y dejar cocer 5 minutos, tras los cuales añadiremos el puerro y dejaremos cocer 3-4 minutos más.
  3. Colar la pasta y añadir a las verduras. Incorporar la nata
  4. Emplatar y rociar con un chorrito de bálsamo de vinagre de Módena, el contraste está muy bueno y opcional se puede espolvorear también con un poco de parmesano rallado.

A disfrutar….

La Receta la he sacado de la revista Brigitte, aunque he modificado un poco las cantidades.  http://www.brigitte.de/rezepte/rezepte/fusilli-mit-kuerbis-rahm?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=rezept

Besos

CANELONES DE BERENJENA Y ESPINACAS, APTOS PARA OPERACIÓN BIKINI; CELIACOS Y VERDEAPRENSIVOS

canelones berenjena espi bandeja

Tras la sesión de glucosa en vena de las últimas semanas, parece que toca pensar en salado y en verde. Y que mejor manera que con unos ricos canelones, y además unos que no engorden en exceso y que fomenten las espinacas.

Sí,  son verdes y son de verduras, pero creedme están muuuy buenos. Son muy sanos y vuestro cuerpo lo agradecerá. Digo esto porque conozco mucha gente que con la sola mención de las palabras: verdura, berenjena y sobre todo espinaca parece que tiemblen… pues aquí va una estupenda receta que os hará reconciliaros con el mundo verde.

La receta original es de “Not enough cinnamon”, una página que lleva canela en el nombre solo puede traer cosas buenas J:

http://notenoughcinnamon.com/2014/05/14/skinny-eggplant-rollatini/?m

Yo la he variado un poco y así queda la versión tuneada:

Ingredientes:

  • 2 Berenjenas medianas
  • 1 cebolla y ajo
  • 250 gr espinacas congeladas, descongeladas y bien escurridas. (También se puede hacer con espinacas frescas)
  • 50 gr parmesano rallado
  • 2 cucharadas generosas de queso para untar a las finas hierbas, tipo philadelphia. (También vale queso ricota que es lo que lleva la receta original)
  • Un paquete de queso light para fundir. (Lo pongo light por eso de los propósitos de año nuevo, pero puede ser de cualquier tipo).
  • Salsa de tomate frito (a ser posible casera)

Preparación:

  1. El día antes dejar las espinacas en la nevera para que descongelen tranquilamente y sean más fáciles de escurrir. Si se os olvida o queréis hacerlas el mismo día, que no cunda el pánico, se descongelan en dos minutos. O bien entre 3 y 5 minutos a máxima potencia en el microondas o dos minutos en agua hirviendo. Lo malo del micro es que si las dejamos mucho se nos van a cocinar. Si son frescas en este paso toca lavarlas y escurrirlas.
  2. Precalentamos el horno a 200º
  3. Lavar y cortar las berenjenas en finas lonchas a lo largo. MUUUY finas os podeis ayudar de una mandolina para que queden del grosor de un tranchete. Poner las berenjenas en la bandeja del horno sobre papel vegetal y cocinar 10 min. Sacar y dejar enfriar. (con 2 berenjenas medianas he necesitado 3 bandejas de horno). can ber espi 1
  4. Entra tanto pochar al fuego la cebolla y el ajo. Para que el ajo no repita, antes de picarlo no olvidéis partirlo por la mitad y quitarle el corazón verde (suena cruel tener que arrancarle el corazón, pero vuestro entorno y estómago lo agradecerá). Yo por si acaso no le pongo ajo J

 

Cuando este doradita añadir las espinacas bien escurridas y rehogar unos minutos. Salpimentar al gusto, pero no en exceso ya que el parmesano es de por si salado.

5. Con el fuego apagado añadir el queso parmesano, remover hasta que se incorpore, luego añadir la mitad de la bolsa de queso rallado y por último el queso de untar. Mezclar bien. Rectificar de sal y pimienta.can ber espi 2

6. En una bandeja de horno cubrir la base con salsa de tomate, coger una lámina de berenjena y rellenar con la mezcla de espinacas luego enrollar como un canelón.

can ber espi 3 can ber espi 4

Hacer lo mismo con el resto de berenjenas y espinacas. Colocar en fila y armonía, (con la parte fea para abajo) sobre la bandeja, cubrir con salsa de tomate y espolvorear con la otra mitad del queso rallado.

can ber espi 5 can ber espi 6 can ber espi antes horno can ber espi horno

7. Tapar con papel de aluminio y hornear durante 45 minutos a 180º con calor arriba y abajo en el centro del horno. Pasado ese tiempo quitar el papel de aluminio y gratinar (unos 15 minutos o hasta que el queso se dore al gusto)

Y ahora a comer verde y sano….

canelones berenjena espinaca plato

Besos

ROSCÓN DE REYES

roscon

Por fin llega el gran día, la noche de reyes se acerca y a pesar de la intensidad de dulces y comilonas de los últimos días, no podemos perdonar el ansiado roscón. Mmmm confieso que es uno de mis bollos preferidos, me gusta mientras se hace, por el olorcito tan rico que deja en toda la casa, recién hecho calentito y esponjoso, cuando ya está frío mojadito en chocolate caliente y si hay suerte y al cabo de los días ha sobrado un trocito, me encanta tostado con un poco de mantequilla y mermelada. Creo que es casi mejor que los regalos.

Pues a empezar, que entre levado y levado nos da tiempo a tejer una bufanda. Que nooo, que con esta estupenda receta sólo hay un levado largo y luego hacemos un poco de trampa, ya veréis es una receta infalible.

Ingredientes:

  • 550-600 gr de harina de fuerza
  • 3 huevos
  • 40 gr levadura fresca de panadero
  • 100 ml leche
  • 150 gr azúcar glass
  • 100 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 30 gr de agua de azahar
  • Ralladura de un limón y una naranja

Preparación:

  1. MASA MADRE:

En un bol diluir la levadura con 4 cucharadas de leche templada, ojo que no esté caliente, sino matará la levadura.  Una vez bien disuelta, añadir 75 gr de harina, amasar y formar una bola.

Tapar con un paño y dejar reposar 1 hora en un lugar templado sin corrientes.

  1. Tamizar en un cuenco los 425 gr de harina, formar un volcán. En el centro añadir 2 huevos, el azúcar, el resto de la leche, el agua de azahar, las ralladuras de limón y naranja. Mezclar enérgicamente con las manos, hasta integrar todos los ingredientes.
  2. Pincelar la mesa con aceite e integrar a la masa la mantequilla cortada en daditos y la masa madre. Trabajar con las manos también untadas en aceite, hasta que la masa quede elástica y pegajosa.

Añadir 50 gr de harina más hasta que la masa quede lisa y ya no se pegue. Poner de nuevo en un bol, cubrir con un paño y dejar en un sitio templado unas 5 horas.

  1. Amasar un poco, formar un agujero, con la masa en forma de bola introducir los dedos en el centro e ir abriendo un agujero. Haced una rueda muy grande, poner sobre una bandeja de horno, pincelar con el huevo restante y decorar con almendras fileteadas, frutas escarchadas y azúcar mojada. Yo humedezco el azúcar con agua de azahar. Basta con unas gotitas, se trata de que se humedezca un poco el azúcar no de que se disuelva. Es el momento de meter la sorpresa, moneda haba o lo que proceda por la parte de abajo para que no se note. Engrasar un vaso pequeño o taza y colocar en el centro de la bandeja, de ese modo evitaremos que se cierre el agujero.
  2. Precalentar el horno 50º introducir la bandeja en el horno y esperar a que doble de (Aquí es donde hacemos un poquito de trampa y aceleramos el último levado).
  3. Una vez haya doblado de tamaño ( unos 10 minutos, estad pendientes), sacar del horno y reservar mientras subimos la temperatura del horno a 180º, una vez alcanzada la temperatura hornear a media altura con un vaso de agua en la parte de abajo  del horno entre 15-18 minutos.

Ya sólo queda hacer chocolate caliente y disfrutar.

PASTA DE SAL

pasta de sal 1

FELIZ AÑO, ¿qué tal lleváis estos primeros días de año bisiesto?

Yo feliz, con la lluvia… sí ya sé, es un poco engorrosa en época de vacaciones y tampoco es el mejor fenómeno meteorológico para la cabalgata de reyes, pero he de confesar que me encantan los días estos de invierno con el campo mojado, la bruma y el calorcito de casa. Ideales para una sesión de sofacito, libro y manta…. Ayyy, quién pudiera, pero eso del libro y el sofá en mi caso es una utopía… Así que hay que buscar otra forma de entretener a las “minifierecillas”, que además están altamente revolucionadas, con tanto dulce y la inminente llegada de sus majestades de orienta…

Para ello,  nada mejor que una sesión de pasta de sal, que da juego para varios días, ya que el primero se hace y forman, luego toca el momento más complicado, la espera hasta que se secan, y luego queda un tercer día para pintar y decorar.

Esta pasta es facilísima de hacer, no ensucia, no es tóxica y se seca al aire.
Sólo se necesita HARINA; SAL y AGUA la proporción es de 1 parte de sal por 2 de harina y 1 de agua.

Es decir, si usamos tazas, 1 taza de sal, una de agua y 2 de harina, se pone todo en un bol y a guarrear con las manos hasta que se forme una masa manejable y que no pegue, puede que según el tipo de harina, la humedad en el ambiente o la alineación de los astros os haga falta más o menos agua, tan sencillo como añadir o quitar.

pasta de sal2

Una  vez la mezcla lista ya se puede usar, se puede teñir con colorantes alimenticios o trabajar al natural y luego pintar… así como os decía hay margen para dos o más días de juego.

pasta de sal 3 pasta de sal 4

Normalmente tarda un día en secar por completo, cuando está seca queda blanquita, pero en invierno y con lluvia puede que tarde un poco más. Nosotras nunca hemos conseguido esperar a que seque del todo antes de empezar a pintar. En esta ocasión hemos usado cortadores de galletas con motivos navideños, pero se puede usar como si fuese arcilla y modelar figuritas, coronitas, anillos y todo lo que se os ocurra.

pasta de sal

A disfrutar.

Besos

  1. Bien envuelta se puede guardar unos días en la nevera, para seguir modelando en otro momento. Por si en vez de tacitas os da por hacer barreños 😉