Galletas princesa caseras sin palma

20160715_124220

Seguimos recuperando recetas de toda la vida, pero sin componentes extraños, esta vez es el turno de las galletas príncipe, pero ya que las versionamos, las hemos feminizado y las nuestras son princesa. Ya que tengo a la princesa de la casa completamente concienciada y vigilante de todas las etiquetas de los productos del súper, que menos que versionarle sus galletas.

Quedan buenísimas, han pasado la prueba y control de calidad hogareño y de nuevo sabemos que los ingredientes que llevan son de calidad y sin añadidos extraños.

 

 

Para la masa

  • 250 gr. de harina.
  • 150 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 80 gr. de azúcar glas.
  • 30 gr de almendra en polvo.
  • 15 gr de azúcar vainilla.
  • 1 yema de huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • Opcional: 1 clara de huevo para pincelar las galletas

Para la crema de chocolate

  • 200 gr de chocolate para fundir.
  • 30 gr de nata líquida.

O mejor aún: nutella casera

 

 

Preparación:

 

  1. Tamizar harina, hacer un hueco en el centro, incluir el resto de ingredientes, salvo la yema de huevo. Con unas varillas, batidora, thermomix o a mano, mezclar bien.
  2. Añadir la yema de huevo y de nuevo mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  3. Envolver con papel film transparente, mejor dividir la masa en dos. Y dejar reposar en la nevera por lo menos 30 minutos.
  4. Estirar la masa sobre papel de cocina o encimera espolvoreada de harina y con un cortador de galletas ir dándoles la forma deseada. Para hacerlas más similares a las auténticas pinchar con un palillo o brocheta y si tenéis imprenta de galletas marcar con el nombre que queráis, nosotras las hemos bautizado princesa.
  5. Opcional: pintar con una clara de huevo batida, nosotras nos saltamos este paso. Y hornear en horno precalentado a 180ºC, entre 10-12 minutos hasta que empiecen a dorarse. Como siempre el tiempo de horneado depende del grosor de las galletas y de  cada horno. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
  6. Para la crema, calentar la nata y mezclar con el chocolate troceado hasta su total disolución, dejar enfriar.

Opción nutella casera

  1. Ya sólo queda rellenar las galletas y A DISFRUTAR.

 

Nutella casera

20160705_100511

Hoy toca una receta contundente, de las que te hacen cerrar los ojos y decir, mmmmm

Me chifla la nutella, pero después de ver la cantidad de ingredientes extraños que tiene, al estilo del aceite de palma, deje de comprarla. Pero no he dejado de tratar de encontrar la receta más parecida a la original creada por Pietro Ferrero en 1946, en aquella época de postguerra, donde se las ingenió para crear un nuevo dulce con pocos ingredientes.

Bueno, pues he de deciros, que lejos de saber cómo sería la receta original, esta que os propongo es de las que crean adicción, se come a cucharadas y hace encoger la ropa… pero que rica que está.

 

Ingredientes para aproximadamente unos 750 gr:

  • 270 gr de avellanas crudas
  • 120 gr de azúcar normal
  • 150 gr de azúcar glas
  • 150 gr de chocolate con leche
  • 25 gr de leche en polvo
  • 10 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • 10 ml de aceite de girasol o de avellanas
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

  1. Tostar las avellanas sin cáscara, en la bandeja del horno 15 minutos a 180ºC y quitar la pielecilla marrón.                                          20160629_164302
  2. Calentar el azúcar normal, los 120 gr, en una cacerola, sin remover hasta que se tueste y haga caramelo, extenderlo con cuidado de no quemarse, sobre un papel para hornear y dejar enfriar totalmente.                   20160629_162920  20160629_164326
  3. Cuando el caramelo este frío, triturarlo junto con un puñado de avellanas, unos 60 gr. Debe quedar una pasta homogénea. Reservar    20160629_212805 20160629_213410
  4. Triturar el resto de avellanas con el azúcar glas, hasta que quede una pasta homogénea, acabamos de crear praliné.    20160629_214024
  5. Fundir el chocolate y adjuntar al praliné, mezclar y añadir el resto de ingredientes, triturar hasta que la consistencia nos parezca la adecuada. 20160629_214720

Ya sólo falta coger una cuchara y disfrutar. Se conserva muy bien en la nevera por bastante tiempo, no os puedo decir cuánto exactamente, porque  en casa nunca  dura demasiado. Si disponéis de nevera con cierre de seguridad mejor que mejor, porque misteriosamente el bote se va vaciando.