Blog

CANELONES DE BERENJENA Y ESPINACAS, APTOS PARA OPERACIÓN BIKINI; CELIACOS Y VERDEAPRENSIVOS

canelones berenjena espi bandeja

Tras la sesión de glucosa en vena de las últimas semanas, parece que toca pensar en salado y en verde. Y que mejor manera que con unos ricos canelones, y además unos que no engorden en exceso y que fomenten las espinacas.

Sí,  son verdes y son de verduras, pero creedme están muuuy buenos. Son muy sanos y vuestro cuerpo lo agradecerá. Digo esto porque conozco mucha gente que con la sola mención de las palabras: verdura, berenjena y sobre todo espinaca parece que tiemblen… pues aquí va una estupenda receta que os hará reconciliaros con el mundo verde.

La receta original es de “Not enough cinnamon”, una página que lleva canela en el nombre solo puede traer cosas buenas J:

http://notenoughcinnamon.com/2014/05/14/skinny-eggplant-rollatini/?m

Yo la he variado un poco y así queda la versión tuneada:

Ingredientes:

  • 2 Berenjenas medianas
  • 1 cebolla y ajo
  • 250 gr espinacas congeladas, descongeladas y bien escurridas. (También se puede hacer con espinacas frescas)
  • 50 gr parmesano rallado
  • 2 cucharadas generosas de queso para untar a las finas hierbas, tipo philadelphia. (También vale queso ricota que es lo que lleva la receta original)
  • Un paquete de queso light para fundir. (Lo pongo light por eso de los propósitos de año nuevo, pero puede ser de cualquier tipo).
  • Salsa de tomate frito (a ser posible casera)

Preparación:

  1. El día antes dejar las espinacas en la nevera para que descongelen tranquilamente y sean más fáciles de escurrir. Si se os olvida o queréis hacerlas el mismo día, que no cunda el pánico, se descongelan en dos minutos. O bien entre 3 y 5 minutos a máxima potencia en el microondas o dos minutos en agua hirviendo. Lo malo del micro es que si las dejamos mucho se nos van a cocinar. Si son frescas en este paso toca lavarlas y escurrirlas.
  2. Precalentamos el horno a 200º
  3. Lavar y cortar las berenjenas en finas lonchas a lo largo. MUUUY finas os podeis ayudar de una mandolina para que queden del grosor de un tranchete. Poner las berenjenas en la bandeja del horno sobre papel vegetal y cocinar 10 min. Sacar y dejar enfriar. (con 2 berenjenas medianas he necesitado 3 bandejas de horno). can ber espi 1
  4. Entra tanto pochar al fuego la cebolla y el ajo. Para que el ajo no repita, antes de picarlo no olvidéis partirlo por la mitad y quitarle el corazón verde (suena cruel tener que arrancarle el corazón, pero vuestro entorno y estómago lo agradecerá). Yo por si acaso no le pongo ajo J

 

Cuando este doradita añadir las espinacas bien escurridas y rehogar unos minutos. Salpimentar al gusto, pero no en exceso ya que el parmesano es de por si salado.

5. Con el fuego apagado añadir el queso parmesano, remover hasta que se incorpore, luego añadir la mitad de la bolsa de queso rallado y por último el queso de untar. Mezclar bien. Rectificar de sal y pimienta.can ber espi 2

6. En una bandeja de horno cubrir la base con salsa de tomate, coger una lámina de berenjena y rellenar con la mezcla de espinacas luego enrollar como un canelón.

can ber espi 3 can ber espi 4

Hacer lo mismo con el resto de berenjenas y espinacas. Colocar en fila y armonía, (con la parte fea para abajo) sobre la bandeja, cubrir con salsa de tomate y espolvorear con la otra mitad del queso rallado.

can ber espi 5 can ber espi 6 can ber espi antes horno can ber espi horno

7. Tapar con papel de aluminio y hornear durante 45 minutos a 180º con calor arriba y abajo en el centro del horno. Pasado ese tiempo quitar el papel de aluminio y gratinar (unos 15 minutos o hasta que el queso se dore al gusto)

Y ahora a comer verde y sano….

canelones berenjena espinaca plato

Besos

Aun no hay comentarios


Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *