Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Vamos con dos formas distintas y divertidas de presentar un plato de verduras con estos deliciosos bocaditos de acelga.

El otro día volví de la huerta con un precioso ramo de acelgas y estuve pensando en formas divertidas de presentarlas. Por algún extraño motivo, parece que la palabra acelga se asocia a aburrimiento y dieta; y no nos fijamos en la cantidad de beneficios y oportunidades que nos aporta.

La acelga es una verdura que posee gran cantidad de vitaminas: A, C,E,K,B6, además de ser una gran fuente de fibra, ácido fólico y sales minerales,  riboflavina, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre y manganeso. Y encima son de un precioso color verde.

Es hora de reconciliarse con las acelgas, y nada mejor que estos ricos bocaditos de acelga para empezar.

Ingredientes: 

Ingredientes Bocaditos de acelga
  • 300 gr de acelgas
  • 2 cebollitas
  • 150 gr de queso crema tipo philadelphia
  • 100 gr de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Opción 1: paquete de hojas filo
  • Opción 2: paquete de masa para empanadillas

Preparación:

  1. Si son frescas lavamos y cortamos las acelgas. Si se quiere se pude preparar también con espinacas en lugar de acelgas.

    acelgas limpitas
  2. Picamos las cebollas y las rehogamos en una amplia sartén con una cucharadita de aceite de oliva.

    picar cebollas
  3. Cuando las cebollas empiecen a transparentar agregaremos las acelgas, es hora de salpimentar, pero no en exceso, ya que las acelgas son ricas en sodio y no necesitan demasiada sal a riesgo de resultar saladas o amargas.
    cebollas rehogadas

    agregar las acelgas cortaditas
  4. Cuando hayan soltado el agua y se hayan reducido, es hora incorporar los quesos, en crema y rallado.
    cebollas y acelgas listas para recibir los quesos
    Añadimos el queso crema
    y el queso rallado

    Relleno listo

Vamos con la OPCIÓN 1:

  1. Coger una hoja de masa filo y engrasarla ligeramente con un poco de aceite de oliva suave o con mantequilla derretida si se prefiere.

    engrasando hoja de filo
  2. Con cuidado poner otra hoja encima de la ya engrasada y cortar en cuadrados.
    segunda hoja de masa filo

    cortar en cuadrados
  3. Rellenar los cuadraditos de masa con una cucharada de relleno y cerrar a modo de molinillo. Es decir, llevando los picos al centro, para sujetarlos, untar con un poco de aceite o mantequilla para que se sujeten.
    rellenar en el centro
    doblar picos hacia dentro

    doblar todas las esquinas hasta formar un paquetito
  4. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 1

OPCIÓN 2:

  1. Formar cestitas con las obleas para empanadillas. Basta con ir doblándolas poco a poco y apretando los pliegues hasta que tengan la forma deseada.
    doblar oblea

    formar cestita
  2. Rellenar las cestitas con el relleno.

    rellenar
  3. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 2

Y ya tenemos listo un delicioso primer plato aperitivo repleto de vitaminas.

Besos

 

 

 

 

Empanada de Calabacín y cebolla

Empanada de Calabacín y cebolla

Empanada de calabacín y cebolla

Hoy os traigo una versión huertana de empanada. Esta empanada de calabacín y cebolla queda jugosa y deliciosa. Las opciones que nos ofrecen los calabacines son infinitas y las ideas para comer un poco más de verde de forma divertida y rica también son increíbles. Así que mientras dure a temporada de calabacines en la huerta, seguiremos pensando en formas diferentes para hacerlos.

Ingredientes: 

Para la masa 

ingredientes para la masa
  • 50 gr de agua
  • 50 gr de aceite
  • 50 gr de vino blanco
  • 90 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 25 gr de levadura fresca
  • 450 gr de harina
  • Una pizca de sal

Para el relleno 

ingredientes relleno
  • 2 cebollas grandes
  • 3 zanahorias
  • 1 calabacín gigante o varios normales
  • 3 huevos
  • 150 gr de queso rallado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Lo primero es lavar rallar muy fina la zanahoria, cortar en juliana la cebolla y sofreír ambas en una sartén amplia con una cucharada de aceite de oliva.
    cortar cebolla en juliana
    rallar zanahoria

    pochar cebolla y zanahoria
  2. Mientras se pochan las cebollas y la zanahoria, es hora de rallar el calabacín. Se puede hacer a mano con un rallador o con unos golpes de turbo en la thermomix o similar procesador de alimentos que permita picar verduras.

    rallar calabacín
  3. Una vez transparenten las cebollas es hora de añadir los calabacines y rehogar todo a fuego medio alto durante unos 10 minutos, o hasta que veamos que el calabacín ha perdido buena parte del agua y se ha comenzado a dorar.
  4. Batir los huevos ligeramente e incorporar a las verduras junto con el queso salpimentar al gusto y reservar mientras se hace la masa.

    añadir el queso y los huevos
  5. Mientras se enfría un poco el relleno haremos la masa:
    1. TRADICIONAL: Deshacemos las levadura con el agua templada, importante templada no caliente. En un bol grande poner el aceite, la mantequilla y el vino blanco y calentar 30 segundos en el microondas. Incorporar el huevo, la harina, sal y agua con la levadura y amasar varios minutos hasta obtener una masa elástica, suave y que no se pegue. Se puede usar para ello una amasadora eléctrica con varillas de amasado o procesador de alimentos con opción de amasado.
    2. THERMOMIX: Poner ene le vaso el agua, aceite, vino y mantequilla 1 minutos/37º/ velocidad 2. Añadir el huevo y la levadura y mezclar 5 segundos/velocidad 4. Incorporar la harina y la sal, mezclar 15 segundos/ velocidad 6 y terminar con 2 minutos/vaso cerrado/velocidad espiga.
  6. Precalentar el horno con calor arriba y abajo 180ºC.
  7. Dividir la masa en dos.
    dividir la masa en 2

    Engrasar una bandeja de horno con aceite de oliva, extender una de las mitades de la masa con ayuda de un rodillo y cubrir nuestra bandeja.

    extender media masa sobre una bandeja de horno

    Echar la mezcla de relleno y cubrir con la otra mitad de la masas, hacer un pequeño hoyuelo en el centro y meter en el horno unos 25 minutos o hasta que veamos que se dore al gusto.

    rellenar
    cubrir con la otra mitad

    hornear

Listo, queda jugosa y deliciosa y para mi gusto mejor de un día para otro.

A disfrutar comiendo sano.

Besos

 

 

Galletas Mediterráneas

Galletas Mediterráneas

Estas galletas mediterráneas son ideales para picotear, se comen en un suspiro y el sabor de las especias hace que nos sintamos en alguna idílica playa del mediterráneo.

Con el buen tiempo empiezan los planes de campo y playa, las acampadas, excursiones o meriendas en el parque y estas galletas mediterráneas son perfectas para cualquiera de estos planes.

Esta receta de galletas mediterráneas es ideal para cualquier aperitivo o merienda, se pueden hacer en versión mini o en versión más grande, va a dar igual, porque van a desaparecer igual de rápido. Sin duda una receta ganadora.

Yo he tenido la inmensa suerte de contar con una ayudanta excepcional, la verdad es que las ha hecho ella sola, ya os digo se hacen tan rápido y se comen  aún más rápido que ni os daréis cuenta que la habéis hecho. ¿Pensará lo mismo la báscula?

INGREDIENTES PARA LA MASA (salen unas 30 galletas) 

Ingredientes Galletas Mediterráneas
  • 160 gr de harina de repostería
  • 60 gr de mantequilla temperatura ambiente
  • 100 gr de queso rallado
  • 1 cucharadita rasa de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • ½ cucharadita de sal fina
  • 35 gr de aceite de oliva suave
  • 1 huevo

ELABORACIÓN.

  1. Mezclar la mantequilla blandita, la sal, el queso, el huevo batido, las hierbas aromáticas y el aceite.

    empieza la mezcla
  2. Una vez todos los ingredientes mezclados añadimos la harina, la vamos integrando hasta formar una masa manejable con las manos. Tipo masa de galletas.

    masa lista
  3. Con THERMOMIX: verter todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos/velocidad 6.
  4. Colocamos la masa entre dos papeles de horno y extendemos con un rodillo. Mejor que queden finitas (unos 4 milímetros) así estarán más crujientes. Dejamos reposar la bandeja de horno con la masa en la nevera 1 hora.

    estirando la masa
  5. Precalentamos el horno a 180ºC
  6. Sacamos de la nevera y cortamos con cortadores de galletas o un vaso. Nosotras hemos usado cortadores pequeños.

    cortando galletas
  7. Colocamos sobre una bandeja con papel de horno y horneamos a 180ºC unos 15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.

    listas para hornear
  8. Dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutar.

    enfriando

Besos

Caracolas de sobrasada vegana

Caracolas de sobrasada vegana

Caracolas de sobrasada vegana

Vamos con la última semana de marzo y esta vuelta al invierno. Para ello vamos a seguir con una receta de la línea verdi-sana y vamos a transformar la sobrasada en vegana. Estas caracolas de sobrasada vegana están deliciosas. Parece que el sabor es muy similar al de la sobrasada tradicional, digo parece porque creo que probé la sobrasada cuando tenía 12 años y desde entonces ya no me acuerdo. 😉 Pero los entendidos en la materia que la han probado, dicen que está muy buena y encima sin colesterol.

Ya no hay excusa para aperitivar de forma saludable, aunque en este caso no light. Se trata en realidad de una paté de tomate. El tomate es sin duda una fuente increíble de vitaminas, nutrientes y minerales que no podemos dejar de incluir en  nuestra alimentación. Con grandes propiedades antioxidantes es un buen aliado para prevenir el cáncer, nos ayudan además a proteger el corazón y reducir  el colesterol, debido a sus vitaminas y minerales, de entre los cuales se destaca el licopeno.  El tomate previene también la hipertensión y cuida las infecciones urinarias.

En esta receta utilizaremos tomates secos, pero no por ello debemos pensar que pierden sus propiedades, muy al contrario, los tomates secos las conservan e incluso potencian. La única pega, es que al contrario que los tomates frescos, que apenas tienen calorías (tan solo 18 calorías por cada 100gr), los tomates secos la multiplican (213 calorías por cada 100gr).  Así que se trata de un aperitivo excelente para recuperar fuerzas, ya que a los tomates secos les añadimos las almendras, que a pesar de su alto contenido graso, son enormemente saludables y muy nutritivas.

Vamos pues con este aperitivo de campeones.

Ingredientes: 

ingredientes caracolas de sobrasada vegana
  • 130 gr de tomates secos
  • 100 gr de almendras crudas
  • 1 diente de ajo
  • Pimentón dulce (1 cucharada)
  • Aceite de oliva extra (1 cucharada)
  • Sal y pimienta
  • 1 placa de hojaldre de mantequilla SIN PALMA

Preparación:

  1. Lo primero es rehidratar los tomates, para ello se deben dejar en remojo en agua templada unos 15-20 minutos, hasta que veamos que vuelven a estar blanditos.
    re-hidratando los tomates

    Se puede optar por tomates secos en aceite, que no necesitarán rehidratación, basta con luego no añadir más aceite a la receta.

  2. En un procesador de alimentos trituramos bien las almendras hasta hacerlas papilla.

    almendras hechas papilla
  3. Agregamos el resto de ingredientes: los tomates escurridos, el ajo, pimentón, aceite (salvo si hemos usado tomates en aceite), pimienta y cuidado con la sal, ya que los tomates secos suelen ser salados, mejor corregir el punto de sal al final.

    todos los ingredientes listos para triturar
  4. Ahora trituramos, hasta conseguir la textura deseada, corregimos el punto de sal, pimienta y pimentón y ya tenemos una deliciosa sobrasada vegana.

    sobrasada vegana lista
  5. Precalentamos el horno a 180ºC
  6. Extendemos nuestra placa de hojaldre y untamos generosamente con nuestra sobrasada.

    extendemos la sobrasada
  7. Con ayuda de un cuchillo o cortado de pizza, cortamos tiras y vamos enrollando.

    cortamos y enrollamos
  8. Colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo unos 15-20 minutos o hasta que veamos que se empiezan a dorar al gusto.

    a hornear

 

Listo, a disfrutar de un súper aperitivo lleno de nutrientes.