Shakshuka a mi manera

Shakshuka a mi manera

La Shakshuka es un plato tradicional muy típico de la comida árabe que se encuentra también versionado en la comida española o mexicana. No dejan de ser huevos escalfados con tomate. En esta versión de Shakshuka a mi manera, sólo utilizo básicamente huevos y tomate, hay otras versiones con pimientos o berenjenas, igualmente delicioso.

Una receta ligera, sabrosa, fácil, rápida y deliciosa.

El toque de comino le da un ligero sabor exótico a la salsa de tomate y el conjunto es una delicia de color y sabor. Pero no sólo eso, la Shashuka, gracias a su ingrediente estrella el tomate y su compañero el comino, se convierte en un plato lleno de vitaminas que hará la delicia de toda la familia. Eso sí, hay que tratar de controlarse con el pan… aunque ya sé que es difícil con semejante salsa…jeje

Ingredientes (en este caso para 2 personas): 

ingredientes
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de comino en grano
  • ½ cucharadita de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 1 kilo de tomate rallado. Puede ser de lata si queremos ir más rápido, pero que sea natural.
  • 1 hoja de laurel
  • Sal, pimienta, cayena
  • 4 huevos

Preparación:

  1. Pelamos y troceamos la cebolla y picamos el ajo.
  2. En una sartén grande, sofreímos la cebolla y el ajo con la ½ cucharadita de aceite. Cuando empiece a transparentar agregamos el comino.

    cebolla, ajo y comino
  3. Hora de incorporar el concentrado de tomate, el tomate rallado, el laurel, la sal, pimienta y cayena al gusto. Dejamos que se cocine a fuego medio/suave unos 7 minutos. Mejor sin tapar, ya que se debe evaporar el agua del tomate. Tras 7 minutos o cuando veamos que la salsa empieza a espesar nos preparamos para poner los huevos.

    agregamos el concentrado de tomate, el tomate rallado y las especias al gusto
  4. Para que no salpiquen ni se rompan, es mejor echar los huevos en un vaso uno a uno antes que directamente en la sartén.
    huevo en vaso

    Con la espátula hacemos un pequeño hueco en la salsa de tomate e incorporamos el huevo. Repetimos con los demás.

    hueco para el huevo

    huevos dentro
  5. Ahora sí podemos cubrir y dejar cocinar a fuego medio otros 7-10 minutos hasta que veamos que los huevos están hechos.
  6. Se puede espolvorear con un poco de perejil o cilantro picado antes de servir.

A disfrutar.

 

 

Calabacines ligeros rellenos de atún

Calabacines rellenos de atún

Estos calabacines ligeros rellenos de atún son muy fáciles de hacer y sin apenas calorías.

Por su alto contenido en agua, el calabacín suele ser uno de los ingredientes principales en los menús de dieta, pero no por ello debe ser un suplicio comerlos. Transformados en barquitas rellenas, hacen que sean apetecibles para grandes y pequeños y que todos nos beneficiemos de sus múltiples vitaminas. Los calabacines son una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas: A, C y B9, sales minerales: potasio, fosforo, magnesio y calcio.  Para compensar su falta de proteínas les agregamos el atún o en el caso de querer hacer una versión vegana, unas  castañas cocidas picadas.

Ya tenemos un plato completo lleno de vitaminas, sin apenas calorías que nos puede salvar más de una comida o cena.

Ingredientes: 

ingredientes
  • 2 calabacines grandes o 4 pequeños
  • 1 cebolla
  • 2 ajos tiernos o 1 diente de ajo normal
  • 2 tomates maduros
  • 4 latas de atún natural (no vale en aceite o escabeche, sino ya no será un plato ligero)
  • 100 gr de queso emental
  • Sal, pimienta, cayena, finas hierbas (opcional y al gusto)

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Lavamos los calabacines a conciencia y partimos por la mitad. Hacemos unos cortes no profundos en la parte blanca y horneamos boca abajo 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

    calabacines con ligeros cortes
  3. Mientras se asan los calabacines, picamos la cebolla y el ajo y rehogamos en una sarten antiadherente pincelada con unas gotas de aceite.

    cebollas y ajetes
  4. Lavamos y cortamos en dados los tomates, cuando estén doradas las cebollas los añadimos a la sarten.
  5. Sacamos los calabacines del horno y con cuidado de no quemarnos volteamos y sacanos la pulpa ayudándonos con una cuchara y tenedor.

    vaciamos con cuidado de no quemarnos
  6. Incorporamos la carne de los calabacines a la sartén y rehogamos una par de minutos, salpimentamos al gusto. Yo le agrego un poco de cayena y finas hierbas para aromatizar el conjunto.

    agregamos la carne de calabacin
  7. Agregamos el atún escurrido, mezclamos bien, incorporamos la mitad del queso. Corregimos el punto de sal y especias.
    hora de agregar el atún

    rellenamos los calabacines
  8. Hora de rellenar nuestras barquitas de calabacín. Espolvoreamos con el resto del queso.

    listos para hornear
  9. Hornear 15 minutos con calor arriba y abajo a 180ºC.

Calabacines ligeros rellenos de atún listo para degustar y sorprender, porque cuidarse y hacer régimen no debe estar reñido con apetecible y sabroso.

Besos

 

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Lo primero de todo, FELIZ PRIMAVERA.  Los días se hacen cada vez más largos, hay más solecito y de fondo se empiezan a oler las torrijas de semana santa. Por eso, antes de lanzarnos a la perdición, vamos con una receta rápida, sencilla y deliciosa: espinacas a la manchega.

He de confesar que la huerta rebosa de espinacas, están ahora mismo en su salsa con sus hojitas verdes y todos sus nutrientes. Contiene altas cantidades de carotenoides, vitamina C, vitamina K, ácido fólico y calcio. Además muchas de las vitaminas y minerales que en las espinacas se encuentran de forma muy elevada, no las encontramos ni en las carnes, pescados, frutas o frutos secos. Por eso es muy importante comer por lo menos dos veces a la semana una buena ración de espinacas. Tranquilos que os iré poniendo más recetas chulas y deliciosas con espinacas, son tan versátiles que las opciones son infinitas.

Ingredientes: 

ingredientes para las espinacas a la manchega
  • 500 gr de espinacas
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vasito de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Lo primero es hacer un sofrito con la cebolla y el diente de ajo picados en una sartén grande.

    rehogar la cebolla y el ajo
  2. Cuando comience a transparentar la cebolla agregamos el tomate crudo triturado, se puede utilizar tomate natural triturado de bote. Lo dejamos cocer fuego medio durante 15 minutos.

    agregar el tomate y sofreir 15 minutos
  3. Mientras vamos lavando nuestras hojitas de espinaca.

    espinacas recién cogidas de la huerta
  4. Agregamos las espinacas y salpimentamos al gusto. Aunque parezca que no van a cabernos las espinacas, al cabo de unos minutos se reducirán a la décima parte.
  5. Cuando se hayan reducido las espinacas agregamos el comino machacado con el vinagre y dejamos reducir 5 minutos más.
    aunque parezca que no caben luego reducen

    agregar vinagre y comino

Listo para disfrutar, un plato repleto de vitaminas y sin un gramo de grasa.