Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Vamos con dos formas distintas y divertidas de presentar un plato de verduras con estos deliciosos bocaditos de acelga.

El otro día volví de la huerta con un precioso ramo de acelgas y estuve pensando en formas divertidas de presentarlas. Por algún extraño motivo, parece que la palabra acelga se asocia a aburrimiento y dieta; y no nos fijamos en la cantidad de beneficios y oportunidades que nos aporta.

La acelga es una verdura que posee gran cantidad de vitaminas: A, C,E,K,B6, además de ser una gran fuente de fibra, ácido fólico y sales minerales,  riboflavina, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre y manganeso. Y encima son de un precioso color verde.

Es hora de reconciliarse con las acelgas, y nada mejor que estos ricos bocaditos de acelga para empezar.

Ingredientes: 

Ingredientes Bocaditos de acelga
  • 300 gr de acelgas
  • 2 cebollitas
  • 150 gr de queso crema tipo philadelphia
  • 100 gr de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Opción 1: paquete de hojas filo
  • Opción 2: paquete de masa para empanadillas

Preparación:

  1. Si son frescas lavamos y cortamos las acelgas. Si se quiere se pude preparar también con espinacas en lugar de acelgas.

    acelgas limpitas
  2. Picamos las cebollas y las rehogamos en una amplia sartén con una cucharadita de aceite de oliva.

    picar cebollas
  3. Cuando las cebollas empiecen a transparentar agregaremos las acelgas, es hora de salpimentar, pero no en exceso, ya que las acelgas son ricas en sodio y no necesitan demasiada sal a riesgo de resultar saladas o amargas.
    cebollas rehogadas

    agregar las acelgas cortaditas
  4. Cuando hayan soltado el agua y se hayan reducido, es hora incorporar los quesos, en crema y rallado.
    cebollas y acelgas listas para recibir los quesos
    Añadimos el queso crema
    y el queso rallado

    Relleno listo

Vamos con la OPCIÓN 1:

  1. Coger una hoja de masa filo y engrasarla ligeramente con un poco de aceite de oliva suave o con mantequilla derretida si se prefiere.

    engrasando hoja de filo
  2. Con cuidado poner otra hoja encima de la ya engrasada y cortar en cuadrados.
    segunda hoja de masa filo

    cortar en cuadrados
  3. Rellenar los cuadraditos de masa con una cucharada de relleno y cerrar a modo de molinillo. Es decir, llevando los picos al centro, para sujetarlos, untar con un poco de aceite o mantequilla para que se sujeten.
    rellenar en el centro
    doblar picos hacia dentro

    doblar todas las esquinas hasta formar un paquetito
  4. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 1

OPCIÓN 2:

  1. Formar cestitas con las obleas para empanadillas. Basta con ir doblándolas poco a poco y apretando los pliegues hasta que tengan la forma deseada.
    doblar oblea

    formar cestita
  2. Rellenar las cestitas con el relleno.

    rellenar
  3. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 2

Y ya tenemos listo un delicioso primer plato aperitivo repleto de vitaminas.

Besos

 

 

 

 

Bizcocho de manzana sin azúcar

Bizcocho de manzana sin azúcar 

Bizcocho de manzana sin azúcar

 Feliz otoño.

Empieza la época del año de las vueltas al cole, trabajo, rutinas y cinturas. Sí cinturas, que el picoteo del verano, las cervecitas fresquitas, los aperitivos y los helados, entre otros, terminan causando estragos.

Pero claro, volver a la rutina y empezar el régimen, así del golpe, al mismo tiempo y sin anestesia como que no debe ser muy bueno para la salud. Por eso os propongo una serie de recetas sanas y saludables, pero que nos endulcen la vida sin hacernos sentir culpables.

Mi hermano ha entrado en una fase SIN azúcar y sumado a un padre diabético, me ha hecho visitar, estudiar y analizar un montón de páginas de recetas sin azúcar, así que vamos con ellas. Está en concreto la he sacado de la página www. dulcesdiabeticos.com dónde hay verdaderas maravillas para diabéticos.

Estamos además en la época del año en la que hay más variedad de manzanas, están mejor de precio y lo más importante en su mejor punto de sabor.

Esta receta sorprende porque al hacer la masa, he de confesar que no las tenía todas conmigo de que fuese a salir algo decente, ya que en lugar de usar sólo harina integral como dice la receta original, puse mitad integral y mitad centeno. Pero una vez empezó a oler a manzana y canela empezó a cambiar mi percepción. Y al probarlo sorprende agradablemente, en mi caso al usar dayelet y sólo 30 gr no ha quedado en absoluto dulce, pero si sois más dulzones, basta con usar  stevia o doblar la cantidad de dayelet. En cualquier caso queda un bizcocho ligero y muy bueno, que en casa ha desaparecido en 24 horas. Repetiremos seguro.

Ingredientes: 

Ingredientes para un Bizcocho de manzana sin azúcar
  • 2 manzanas (medianas-grandes)
  • 3 huevos medianos
  • 1 yogur natural desnatado
  • 100 gr de harina integral
  • 100 gr de harina de centeno ( si no tenéis de centeno se pueden usar sólo integral)
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave
  • 30gr de stevia granulada o del edulcorante apto para hornos que más os guste. Yo he usado Dayelet.
  • 1 sobre de levadura química tipo Royal (16gr)
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de canela molida

Preparación: 

  1. Lo primero es hacer puré de manzana, para ello pelaremos, cortaremos las manzanas en dados pequeños y las coceremos, bien en una cazuela a fuego medio con unas cucharadas de agua hasta que se ablanden. O en un recipiente apto para microondas, durante 7 minutos a máxima potencia. Se trata de ablandar las manzanas para hacerlas puré 😉
    manzanas listas para entrar en el micro

    tras 7 minutos a máxima potencia

Cuando estén blanditas las trituramos con una batidora, túrmix o similar. Hasta obtener una textura de compota.

  1. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Separamos las yemas y las claras de los huevos. Reservamos las claras para montar más tarde. En un bol mezclar las yemas, la stevia o edulcorante, el aceite, el yogur, yo he usado uno desnatado cremoso con 0% de azúcares y de grasas. Mezclar bien.

    Mezclar yemas, edulcorante, aceite y yogur
  3. Agregar la harina mezclada con la levadura, la pizca de sal y la cucharada de canela. Queda una mezcla súper compacta, pero no os asustéis que luego mejora al agregar la compota de manzana;)
    incorporar compota de manzana

    Tras agregar las manzanas
  4. Montar las claras con una pizquita de sal y agregar con movimientos envolventes a la mezcla, ahora estará mucho más clara y ligera.
    Hora de incorporar las claras

    Queda una masa más ligera
  5. Engrasar un molde, introducir la mezcla y hornear unos 30 minutos a 180ºC, o hasta que al meter un palillo salga limpio.

    Listo para ir al horno

Queda un bizcocho sabroso, nada dulce y sobre todo muy sano.

Bizcocho de manzana sin azúcar

 

A disfrutar.

Ensalada de Sandía

Ensalada de Sandía 

Ensalada de Sandía

Hoy venimos con una de las reinas indiscutibles del verano, la Sandía. Que levante la mano quien en verano no coma varias veces a la semana esta deliciosa fruta. ¿Y ensalada de sandía?

La sandía, gracias a su gran contenido en agua, nos hidrata y remineraliza. Además posee muy pocas calorías, tan sólo 20 calorías a los 100 gramos. Es una excelente antioxidante, estimula la diuresis y nos ayuda a depurar el organismo. Y además de todo eso, son tan bonitas con ese rojo rosado tan ideal.

Esta receta se la vi hacer a Nigella Lawson hace ya años, y me parece una opción súper original y diferente de comer sandía. Puede que choque un poco al principio, pero creedme, es francamente deliciosa. Esta ensalada de Sandía, no os dejará indiferente y seguro que repetireis.

Ingredientes:

Ingredientes Ensalada de Sandía
  • 2 rodajas de sandía
  • ½ cebolla
  • ½ copa de vinagre de sidra
  • 100 gr de queso feta
  • 100 gr de aceitunas negras tipo la de aragón
  • 1 ramillete de perejil
  • 1 ramillete de cebollino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Lo primero es poner a macerar la cebolla para que no sepa tan fuerte. Yo suelo tener siempre un bote de cebolla con vinagre en la nevera, la dulcifica y es ideal para cualquier ensalada. Si podéis, os recomiendo ponerla a macerar la noche antes, sino, dejadla por lo menos media hora en remojo.
    cortar cebollas muy finitas

    macerar cebollas con el vinagre

Cortamos la cebolla en juliana muy finita y la ponemos en remojo con el vinagre, yo he usado vinagre de sidra, pero se puede hacer con cualquier otro tipo de vinagre. Y como os digo, yo suelo hacer varias cebollas de vez, las meto en un bote de cristal con tapa y cubro con vinagre todas las cebollas, luego las dejo en la nevera y las voy consumiendo según necesidad.

  1. Quitamos los pipos a la sandía y cortamos en cuadrados, vertemos en un bol o cuenco donde vayamos a servir la ensalada.

    Sandía en dados
  2. Ya sólo queda añadir el queso feta en dados, las aceitunas negras, la cebolla macerada y mezclar.

    agregar queso, cebolla y aceitunas
  3. Picamos ligeramente el perejil y el cebollino y lo agregamos al bol.

    picar perejil y cebollino
  4. Sólo queda aderezar con un buen chorro de buen aceite de oliva virgen extra y comprobar que el punto de sal es el deseado. Normalmente no es necesario añadir más.

A disfrutar de esta original y refrescante ensalada.

Besos

 

Pasta con Berenjenas

Pasta con Berenjenas

Pasta con Berenjenas

Hola a tod@s. Por aquí seguimos con mucho calor y con mucha producción huertana, así que vamos con otra rica receta, en esta ocasión de pasta con berenjenas.

Creo que ya os he comentado en alguna ocasión, lo mucho que me gustan las berenjenas y sus increíbles propiedades. Hoy voy a resaltar su característica de alimento desintoxicante, si habéis leído bien, desintoxicante, resulta que las berenjenas nos pueden ayudar a con la eliminación de sustancias indeseables del organismo. Contiene Fito nutrientes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, que son los encargados de dañar las células de nuestro organismo y causar enfermedades. Así que con esta tarjeta de presentación quién no se anima  a buscarle un lugar de honor en la cocina.

La receta que os propongo hoy es sencilla, rápida deliciosa y fácil de presentar para los no tan amantes de las bellas verduras moradas.

Ingredientes para 4 personas: 

Ingredientes pasta con Berenjenas
  • 400 gr de pasta (calculando unos 100 gr por persona)
  • 3 cebollas
  • 2 berenjenas
  • 2 zanahorias
  • 5-6 tomates
  • ½ copa de vino blanco (opcional)
  • 100 gr de queso rallado
  • 1 rulito de queso de cabra
  • 1 ramita de albahaca
  • Sal y pimineta
  • Aceite de Oliva

Preparación:

  1. Preparar la pasta siguiendo las indicaciones del paquete. En este caso hemos usado lacitos, pero queda igualmente delicioso con fetuchinis, macarrones etc.
  2. Lavar y picar las cebollas y las zanahorias. Rehogar en una sartén honda con una cucharada de aceite de oliva.

    cebollas y zanahorias rehogadas
  3. Entre tanto lavar y sin pelar cortar en dados las berenjenas.

    cortar berenjenas en daditos
  4. Cuando las cebollas y las zanahorias empiecen a cambiar de color, tras unos 7 minutos a fuego medio, agregar los dados de berenjenas. Rehogar unos 7 minutos más.

    berenjenas rehogadas esperando a los tomates
  5. Entre tanto lavar y cortar igualmente en dado los tomates, y agregar a la sarten cunado las berenjenas cambien de color. Salpimentar al gusto y cocinar removiendo durante unos 10-15 minutos.

    agregar tomates y salpimentar al gusto
  6. Trascurrido el tiempo agregar la copita de vino y unas cuantas hojitas de albahaca. Según queramos de intenso el sabor, dejar evaporar 5 o más minutos. Este paso es opcional, pero el vino blanco le da un saborcito singular a la salsa y con el calor el alcohol se evapora sin peligro de achispar a la familia. 😉

    copita de vino y albahaca
  7. Agregar el queso rallado y mezclar con la pasta cocida.

    incorporar el queso rallado
  8. Servir con unos trocitos de queso de cabra por encima.

    presentar con quesito de cabra

Que aproveche.

Besos

Hamburguesas de calabacín

Hamburguesas de calabacín

Empieza la época de producción estival en la huerta, y con ello los primeros calabacines, pimientos, berenjenas, lechugas y tomates. Los calabacines son sin duda la planta estrella de la huerta, crecen a toda velocidad y en cantidad prodigiosa, por ello en estas fechas comienzan las mil y una ideas para cocinar calabacines. Vamos con una receta divertida y sabrosa: hamburguesas de calabacín.

Los calabacines están compuestos de un 95% de agua y con apenas grasa, contiene una muy buena cantidad de minerales y oligoelementos, también contienen fósforo, potasio, magnesio y calcio. Aparte de sus innumerables beneficios, su suave sabor y su rápida preparación los convierte en aliados indispensables en la cocina.

Parece que cualquier comida transformada en hamburguesa se vuelve más festiva y fácil de comer, por eso estas hamburguesas de calabacín son ideales para hacer comer verduras a los más pequeños de la casa.

Ingredientes: 

Ingredientes Hamburguesas de calabacín
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 2 calabacines
  • 1 huevo
  • 100 gr de pan rallado
  • 100 gr de queso rallado
  • sal

Preparación:

  1. Troceamos las cebollas y el diente de ajo y los sofreímos con una cucharadita de aceite hasta que se doren.

    sofreir cebolla y ajo
  2. Mientras se doran las cebollas y el ajo, lavamos y rallamos los calabacines.

    rallar calabacines
  3. Una vez rallados toca quitarles parte del agua, para ello usaremos un trapo limpio. Colocamos el calabacín rallado en el centro y lo vamos estrujando hasta que veamos que no podemos sacar más agua.
    poner sobre un trapo limpio
    quitar el líquido estrujando el trapo

    agua de calabacín
  4. Una vez los calabacines libres de agua, los mezclamos con las cebollas, el ajo, el queso, el pan rallado y un pellizco de sal.

    mezclar todos los ingredientes
  5. Con ayuda de una cuchara y aro de emplatar o de hacer galletas, vamos formando las hamburguesas de calabacín. Si no tenemos aro de emplatar se puede hacer con ayuda de dos cucharas.

    formamos las hamburguesas
  6. Para cocinarlas se puede hacer de dos maneras, bien al horno: 25 minutos a 200º con calor arriba y abajo o a la plancha 3 minutos de cada lado en una sartén ligeramente engrasada con aceite de oliva.
    a la plancha

    al horno
  7. Ya solo queda meter en panecillos de hamburguesa y disfrutar de una comida sana y divertida.

Besos

Zapallitos rellenos de verduras

Zapallitos rellenos de verduras

 

¿Qué tal lleváis este tiempo revuelto de calor, frío, calor? Volviendo loco al cuerpo, ¿verdad? El mío está tan catatónico que ha decidido obsequiarme con una leve anemia, así que toca buscar alimentos ricos en hierro para ponerlo de nuevo a tono. Así es como ha surgido la idea de presentaros a un nuevo invitado de nuestra huerta estival, el ZAPALLITO. Yo hasta la fecha no los conocía, pero una amiga me dio unas semillas que había traído de Argentina, para ver si las conseguíamos sacar adelante, y tanto que han salido. Ahora están las huertas rebosantes de verdes y brillantes zapallitos.

Zapallitos en la huerta
zapallitos

Esta receta de zapallitos rellenos de verduras es además rica, sana y fácil de preparar.

Y para los que como yo no conocías a esta bella hortaliza, os la voy a presentar: procede del continente americano, pertenece a la familia de las cucurbitáceas, dentro de las que nos encontramos con más de 850 especies, entre ellas el pepino y el calabacín.  Se tata en realidad de una especie de calabacín-calabaza mini con  propiedades nutritivas muy altas, destacando la presencia de las vitaminas E, C, B1B2B3B6ácido fólico, potasio, magnesio, sodio, yodo, hierrocalcio y fósforo, convirtiéndose en uno de los vegetales más nutritivos con 0% de grasas.

Es por tanto una hortaliza digna de tener en cuenta y sus posibilidades culinarias son infinitas. Abrimos pues la primera de las recetas de zapallito de la temporada.

PD si alguien no consigue encontrar zapallitos que no desesperé se puede hacer la receta perfectamente con calabacines, de los franceses redonditos o de los alargados de toda la vida. 😉

Ingredientes: 

Ingredientes para zapallitos rellenos de verduras
  • 4 Zapallitos pequeños o dos grandes ( o calabacines)
  • 2 Cebollas
  • 4 Zanahorias
  • 3 Tomates
  • 60 gr queso crema
  • 100 gr queso rallado

Preparación:

  1. Lo primero es lavar y cortar por la mitad los zapallitos, hacerles un enrejado en la pulpa con el cuchillo sin llegar a cortar la piel.

    enrrejado
  2. Toca cocinar ligeramente los zapallitos, se puede hacer cociéndolos en agua hirviendo con sal 5 minutos o en un recipiente apto para el microondas durante 9 minutos.

    recipiente apto para microondas
  3. Entre tanto picamos la cebolla y zanahorias y las rehogamos con una cucharadita de aceite en una sartén grande.

    rehogamos cebolla y zanahoria
  4. Cuando los zapallitos estén listos, tengan la carne blandita, los vaciamos con la ayuda de una cuchara.

    vaciamos los zapallitos
  5. Incorporamos la pulpa de los zapallitos, incluyendo las semillas (son súper blanditas y ricas en hierro), junto con los tomates troceados a la sartén, salpimentamos al gusto y rehogamos a fuego medio removiendo de vez en cuando unos 15 minutos.                                    
  6. Toca añadir el queso crema y la mitad del queso rallado mezclamos bien y corregimos el punto de sal.

    añadimos el queso
  7. Colocamos los caparazones vacíos de los zapallitos en una bandeja de horno y los rellenamos con la mezcla, espolvoreamos con el resto del queso y horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo durante 15 minutos, transcurrido ese tiempo gratinamos durante 5 minutos más.
    caparazones de zapallito vacíos

    rellenamos
  8. Listo para disfrutar

BESOS

 

 

Shakshuka a mi manera

Shakshuka a mi manera

La Shakshuka es un plato tradicional muy típico de la comida árabe que se encuentra también versionado en la comida española o mexicana. No dejan de ser huevos escalfados con tomate. En esta versión de Shakshuka a mi manera, sólo utilizo básicamente huevos y tomate, hay otras versiones con pimientos o berenjenas, igualmente delicioso.

Una receta ligera, sabrosa, fácil, rápida y deliciosa.

El toque de comino le da un ligero sabor exótico a la salsa de tomate y el conjunto es una delicia de color y sabor. Pero no sólo eso, la Shashuka, gracias a su ingrediente estrella el tomate y su compañero el comino, se convierte en un plato lleno de vitaminas que hará la delicia de toda la familia. Eso sí, hay que tratar de controlarse con el pan… aunque ya sé que es difícil con semejante salsa…jeje

Ingredientes (en este caso para 2 personas): 

ingredientes
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de comino en grano
  • ½ cucharadita de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 1 kilo de tomate rallado. Puede ser de lata si queremos ir más rápido, pero que sea natural.
  • 1 hoja de laurel
  • Sal, pimienta, cayena
  • 4 huevos

Preparación:

  1. Pelamos y troceamos la cebolla y picamos el ajo.
  2. En una sartén grande, sofreímos la cebolla y el ajo con la ½ cucharadita de aceite. Cuando empiece a transparentar agregamos el comino.

    cebolla, ajo y comino
  3. Hora de incorporar el concentrado de tomate, el tomate rallado, el laurel, la sal, pimienta y cayena al gusto. Dejamos que se cocine a fuego medio/suave unos 7 minutos. Mejor sin tapar, ya que se debe evaporar el agua del tomate. Tras 7 minutos o cuando veamos que la salsa empieza a espesar nos preparamos para poner los huevos.

    agregamos el concentrado de tomate, el tomate rallado y las especias al gusto
  4. Para que no salpiquen ni se rompan, es mejor echar los huevos en un vaso uno a uno antes que directamente en la sartén.
    huevo en vaso

    Con la espátula hacemos un pequeño hueco en la salsa de tomate e incorporamos el huevo. Repetimos con los demás.

    hueco para el huevo

    huevos dentro
  5. Ahora sí podemos cubrir y dejar cocinar a fuego medio otros 7-10 minutos hasta que veamos que los huevos están hechos.
  6. Se puede espolvorear con un poco de perejil o cilantro picado antes de servir.

A disfrutar.

 

 

Calabacines ligeros rellenos de atún

Calabacines rellenos de atún

Estos calabacines ligeros rellenos de atún son muy fáciles de hacer y sin apenas calorías.

Por su alto contenido en agua, el calabacín suele ser uno de los ingredientes principales en los menús de dieta, pero no por ello debe ser un suplicio comerlos. Transformados en barquitas rellenas, hacen que sean apetecibles para grandes y pequeños y que todos nos beneficiemos de sus múltiples vitaminas. Los calabacines son una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas: A, C y B9, sales minerales: potasio, fosforo, magnesio y calcio.  Para compensar su falta de proteínas les agregamos el atún o en el caso de querer hacer una versión vegana, unas  castañas cocidas picadas.

Ya tenemos un plato completo lleno de vitaminas, sin apenas calorías que nos puede salvar más de una comida o cena.

Ingredientes: 

ingredientes
  • 2 calabacines grandes o 4 pequeños
  • 1 cebolla
  • 2 ajos tiernos o 1 diente de ajo normal
  • 2 tomates maduros
  • 4 latas de atún natural (no vale en aceite o escabeche, sino ya no será un plato ligero)
  • 100 gr de queso emental
  • Sal, pimienta, cayena, finas hierbas (opcional y al gusto)

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Lavamos los calabacines a conciencia y partimos por la mitad. Hacemos unos cortes no profundos en la parte blanca y horneamos boca abajo 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

    calabacines con ligeros cortes
  3. Mientras se asan los calabacines, picamos la cebolla y el ajo y rehogamos en una sarten antiadherente pincelada con unas gotas de aceite.

    cebollas y ajetes
  4. Lavamos y cortamos en dados los tomates, cuando estén doradas las cebollas los añadimos a la sarten.
  5. Sacamos los calabacines del horno y con cuidado de no quemarnos volteamos y sacanos la pulpa ayudándonos con una cuchara y tenedor.

    vaciamos con cuidado de no quemarnos
  6. Incorporamos la carne de los calabacines a la sartén y rehogamos una par de minutos, salpimentamos al gusto. Yo le agrego un poco de cayena y finas hierbas para aromatizar el conjunto.

    agregamos la carne de calabacin
  7. Agregamos el atún escurrido, mezclamos bien, incorporamos la mitad del queso. Corregimos el punto de sal y especias.
    hora de agregar el atún

    rellenamos los calabacines
  8. Hora de rellenar nuestras barquitas de calabacín. Espolvoreamos con el resto del queso.

    listos para hornear
  9. Hornear 15 minutos con calor arriba y abajo a 180ºC.

Calabacines ligeros rellenos de atún listo para degustar y sorprender, porque cuidarse y hacer régimen no debe estar reñido con apetecible y sabroso.

Besos

 

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Lo primero de todo, FELIZ PRIMAVERA.  Los días se hacen cada vez más largos, hay más solecito y de fondo se empiezan a oler las torrijas de semana santa. Por eso, antes de lanzarnos a la perdición, vamos con una receta rápida, sencilla y deliciosa: espinacas a la manchega.

He de confesar que la huerta rebosa de espinacas, están ahora mismo en su salsa con sus hojitas verdes y todos sus nutrientes. Contiene altas cantidades de carotenoides, vitamina C, vitamina K, ácido fólico y calcio. Además muchas de las vitaminas y minerales que en las espinacas se encuentran de forma muy elevada, no las encontramos ni en las carnes, pescados, frutas o frutos secos. Por eso es muy importante comer por lo menos dos veces a la semana una buena ración de espinacas. Tranquilos que os iré poniendo más recetas chulas y deliciosas con espinacas, son tan versátiles que las opciones son infinitas.

Ingredientes: 

ingredientes para las espinacas a la manchega
  • 500 gr de espinacas
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vasito de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Lo primero es hacer un sofrito con la cebolla y el diente de ajo picados en una sartén grande.

    rehogar la cebolla y el ajo
  2. Cuando comience a transparentar la cebolla agregamos el tomate crudo triturado, se puede utilizar tomate natural triturado de bote. Lo dejamos cocer fuego medio durante 15 minutos.

    agregar el tomate y sofreir 15 minutos
  3. Mientras vamos lavando nuestras hojitas de espinaca.

    espinacas recién cogidas de la huerta
  4. Agregamos las espinacas y salpimentamos al gusto. Aunque parezca que no van a cabernos las espinacas, al cabo de unos minutos se reducirán a la décima parte.
  5. Cuando se hayan reducido las espinacas agregamos el comino machacado con el vinagre y dejamos reducir 5 minutos más.
    aunque parezca que no caben luego reducen

    agregar vinagre y comino

Listo para disfrutar, un plato repleto de vitaminas y sin un gramo de grasa.