Blog

Pastel de patatas, queso y champiñones

Pastel de patatas, queso y champiñones

 

PASTEL DE PATATAS, QUESO y CHAMPIÑONES

Pastel de patatas, queso y champiñones

En estos días lluviosos, y a la espera de la primavera, lo que más pide el cuerpo son recetas calentitas que nos ayuden a entonar el cuerpo. Este pastel de patatas, queso y champiñones es la reina de las recetas, fáciles y contundentes, ideal para comer tras pasar un día en la montaña, o preparando la huerta para la primavera. Desde luego si estas planteándote comenzar con la operación bikini esta no va a ser tu receta estrella, pero puede ser una buena despedida.

El otro día estuvimos plantando patatas en la huerta y nos quedó claro que se merecen una entrada esencial en el blog, no en balde son el cuarto cultivo alimentario más grande después del arroz, el trigo y el maíz. Pero es que además nos aportan un montón de nutrientes. Son una gran fuente de carbohidratos y vitamina B6, nos ayudan a aliviar el estrés, la inflamación, mejoran las funciones cerebrales, alivian los cálculos renales y gracias a su gran aporte en fibra, nos ayudan a mantener nuestros intestinos saludables. Eso sí, la forma más sana de comerlas es al horno y con la piel (que es donde se concentra la mayor parte de la fibra y vitamona C), con un poco de sal, pimienta y aceite están deliciosas, pero hoy queríamos vestirlas de forma especial y convertirlas en un fabuloso pastel salado. Este pastel de patatas, queso y champiñones es simplemente delicioso y fácil de preparar, de esas recetas que enamoran y colman de felicidad a quien las prueba, ya me contareis.

  • Patatas (mejor de las pequeñitas nuevas que se pueden poner con piel)
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • 250 gr de champiñones laminados
  • 1 vaso de leche
  • 1 cucharada sopera generosa de queso de untar
  • 1 paquete de queso para raqulette o sino queso gouda (emmenthal o el que más os guste en casa)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  1. Lo primero es cocer nuestras patatatitas, que sean todas más o menos del mismo tamaño, para que se cuezan a la vez. Lavamos muy bien las patatas ya que no las vamos a pelar, y las ponemos en una olla con agua fría hasta cubrirlas. Agregamos una pizquita de sal y un chorrito de vinagre (opcional), cuando rompa a hervir el agua, bajamos el fuego y las dejamos cocer durante unos 20 minutos, si son pequeñas o hasta 40 si son grandecitas.Otra opción es comprar una de esas fabulosas bolsitas de patatas nuevas listas para hacer al microondas en 7 minutos.
  2. Mientras se enfrían un poco las patatas, para poder cortarlas en rodajas sin freírnos los dedos, vamos a preparar los champiñones.En una sartén amplia, echamos una cucharadita de aceite de oliva y sofreímos una cebolla picada.
  3. Cuando se dore al cebolla agregamos los champiñones laminamos y dejamos que reduzcan, salpimentamos al gusto y reservamos.
  4. Precalentaremos el horno con calor arriba y abajo a 180ºC
  5. Hora de preparar nuestra crema con la leche y el queso crema. En un bol grande mezclamos la leche con el queso y salpimentamos al gusto.Iremos cortando las patatas en rodajas y bañando en la crema de leche y queso.
  6. Ya sólo nos queda montar nuestro pastel, en un molde apto para horno, ponemos una primera capa de patatas bañadas generosamente en la crema de leche
  7. Una capa de queso y otra de patatas
  8. En el centro pondremos una capa con los champiñones
  9. Tapamos con una capa de queso, otra de patatas y así, seguiremos según lo grande que sea nuestro molde. La última capa debe ser de patatas.
  10.  Listo para hornear entre 15 y 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo hasta que veamos que se doran las patatitas al gusto.

Para ver la receta en imagenes paso a paso pincha en el icono de youtube:

No Comments Yet


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *