Pastelitos de limón sin gluten en tarros de cristal

Pastelitos de limón sin gluten en tarrito de cristal

Los confieso, fue ver los tarritos y enamorarme locamente de ellos. Y claro los tuve que adquirir y transformar en algo comestible. Y así surgió la idea de hacer unos pastelitos de limón sin gluten.

Son facilísimos de hacer y en formato tarrito quedan ideal para regalar. Obviamente se pueden hacer también en formato normal y de una sola pieza, pero ¿cómo resistirse a semejantes tarritos?

Tarritos de cristal

Además con estos días tan nubladitos, parece que el cuerpo pide un pastelito con té o café calentito.

Ingredientes: 

Ingredientes para la masa

Para el bizcocho

  • 250 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr azúcar
  • 5 huevos
  • 1 pellizco de sal
  • Ralladura de 1 limón
  • 65 gr Maicena
  • 185 gr harina de arroz
  • 2 cucharaditas de café de levadura en polvo tipo Royal

Para el glaseado: 

Ingredientes para el glaseado
  • 100 gr azúcar glas
  • Zumo de 1 limón

Preparación:

Tradicional:

Realmente se puede hacer a mano sin necesidad de robot de cocina.

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Batimos la mantequilla blandita, (no vale si está recién sacada de la nevera) con el azúcar hasta que se incorporen perfectamente.
    Mantequilla

    Mantequilla con azúcar
  3. Vamos incorporando los huevos 1 a uno.
  4. Añadimos la sal, y la ralladura de limón, opcional se pueden incluir unas gotas de esencia de limón.
  5. Incorporamos las dos harinas y la levadura y mezclamos con una espátula o cuchara de madera.

    Añadimos las harinas
  6. Toca engrasar bien nuestros tarritos para que no se peguen, con un poco de mantequilla.
    engrasamos los tarritos

    tarritos engrasados
  7. Con ayuda de una cuchara, rellenamos nuestros tarritos, hasta un poco más de la mitad. Golpeamos la base con la mano, para que se asiente bien la masa de forma homogénea y salgan las burbujas.
    rellenamos hasta poco más de la mitad

  8. Introducimos en el horno con calor arriba y abajo unos 15-18 minutos, hasta que veamos que se doran. Pinchamos con un palillo, para comprobar que sale limpio y están hechos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

    al horno, mejor sin tapas

Nota mental: si se puede es mejor quitar las tapitas para hornear y luego volverlas a poner.

Para el glaseado:

  1. Exprimimos el zumo de los dos limones, del que usamos la ralladura para el pastel y de otro.                                                           
  2. Pinchamos nuestros pastelitos con una brocheta
  3. Mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas y vertemos sobre nuestros pastelitos cuando ya estén completamente fríos.
  4. Consejo: Yo suelo hacer un glaseado más líquido, que queda transparente con el que empapo los bizcochitos, dejo un cuarto al que añado un poco más de azúcar glas hasta que me quede más blanquito para decorar por encima.
    glaseado de limón para decorar

    glaseamos

Listos para comer o regalar.

 

Con Thermomix:

  1. En el vaso batir la mantequilla con el azúcar 1 minuto y medio/Velocidad 3 ½
  2. Por el vocal incorporar los huevos 1 a 1 a velocidad 3 ½ sin tiempo.
  3. Incorporar el resto de ingredientes y mezclar 5 segundos/ Velocidad 5.
  4. Toca engrasar bien nuestros tarritos para que no se peguen, con un poco de mantequilla.
  5. Con ayuda de una cuchara rellenamos nuestros tarritos hasta un poco más de la mitad, golpeamos la base con la mano, para que se asiente bien la masa de forma homogénea y salgan las burbujas.
  6. Introducimos en el horno con calor arriba y abajo unos 15-18 minutos, hasta que veamos que se doran. Pinchamos con un palillo, para comprobar que sale limpio y están hechos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nota mental: si se puede es mejor quitar las tapitas para hornear y luego volverlas a poner.

 

Para el glaseado:

  1. Exprimimos el zumo de los dos limones, del que usamos la ralladura para el pastel y de otro.
  2. Pinchamos nuestros pastelitos con una brocheta
  3. Mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas y vertemos sobre nuestros pastelitos cuando ya estén completamente fríos.
  4. Consejo: Yo suelo hacer un glaseado más líquido, que queda transparente con el que empapo los bizcochitos, dejo un cuarto al que añado un poco más de azúcar glas hasta que me quede más blanquito para decorar por encima.

Listos para comer o regalar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
21 ⁄ 7 =