Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Bocaditos de acelga

Vamos con dos formas distintas y divertidas de presentar un plato de verduras con estos deliciosos bocaditos de acelga.

El otro día volví de la huerta con un precioso ramo de acelgas y estuve pensando en formas divertidas de presentarlas. Por algún extraño motivo, parece que la palabra acelga se asocia a aburrimiento y dieta; y no nos fijamos en la cantidad de beneficios y oportunidades que nos aporta.

La acelga es una verdura que posee gran cantidad de vitaminas: A, C,E,K,B6, además de ser una gran fuente de fibra, ácido fólico y sales minerales,  riboflavina, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre y manganeso. Y encima son de un precioso color verde.

Es hora de reconciliarse con las acelgas, y nada mejor que estos ricos bocaditos de acelga para empezar.

Ingredientes: 

Ingredientes Bocaditos de acelga
  • 300 gr de acelgas
  • 2 cebollitas
  • 150 gr de queso crema tipo philadelphia
  • 100 gr de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Opción 1: paquete de hojas filo
  • Opción 2: paquete de masa para empanadillas

Preparación:

  1. Si son frescas lavamos y cortamos las acelgas. Si se quiere se pude preparar también con espinacas en lugar de acelgas.

    acelgas limpitas
  2. Picamos las cebollas y las rehogamos en una amplia sartén con una cucharadita de aceite de oliva.

    picar cebollas
  3. Cuando las cebollas empiecen a transparentar agregaremos las acelgas, es hora de salpimentar, pero no en exceso, ya que las acelgas son ricas en sodio y no necesitan demasiada sal a riesgo de resultar saladas o amargas.
    cebollas rehogadas

    agregar las acelgas cortaditas
  4. Cuando hayan soltado el agua y se hayan reducido, es hora incorporar los quesos, en crema y rallado.
    cebollas y acelgas listas para recibir los quesos
    Añadimos el queso crema
    y el queso rallado

    Relleno listo

Vamos con la OPCIÓN 1:

  1. Coger una hoja de masa filo y engrasarla ligeramente con un poco de aceite de oliva suave o con mantequilla derretida si se prefiere.

    engrasando hoja de filo
  2. Con cuidado poner otra hoja encima de la ya engrasada y cortar en cuadrados.
    segunda hoja de masa filo

    cortar en cuadrados
  3. Rellenar los cuadraditos de masa con una cucharada de relleno y cerrar a modo de molinillo. Es decir, llevando los picos al centro, para sujetarlos, untar con un poco de aceite o mantequilla para que se sujeten.
    rellenar en el centro
    doblar picos hacia dentro

    doblar todas las esquinas hasta formar un paquetito
  4. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 1

OPCIÓN 2:

  1. Formar cestitas con las obleas para empanadillas. Basta con ir doblándolas poco a poco y apretando los pliegues hasta que tengan la forma deseada.
    doblar oblea

    formar cestita
  2. Rellenar las cestitas con el relleno.

    rellenar
  3. Hornear en horno precalentado con calor arriba y abajo a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto.

    Bocaditos de acelga Opción 2

Y ya tenemos listo un delicioso primer plato aperitivo repleto de vitaminas.

Besos

 

 

 

 

Calabacines ligeros rellenos de atún

Calabacines rellenos de atún

Estos calabacines ligeros rellenos de atún son muy fáciles de hacer y sin apenas calorías.

Por su alto contenido en agua, el calabacín suele ser uno de los ingredientes principales en los menús de dieta, pero no por ello debe ser un suplicio comerlos. Transformados en barquitas rellenas, hacen que sean apetecibles para grandes y pequeños y que todos nos beneficiemos de sus múltiples vitaminas. Los calabacines son una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas: A, C y B9, sales minerales: potasio, fosforo, magnesio y calcio.  Para compensar su falta de proteínas les agregamos el atún o en el caso de querer hacer una versión vegana, unas  castañas cocidas picadas.

Ya tenemos un plato completo lleno de vitaminas, sin apenas calorías que nos puede salvar más de una comida o cena.

Ingredientes: 

ingredientes
  • 2 calabacines grandes o 4 pequeños
  • 1 cebolla
  • 2 ajos tiernos o 1 diente de ajo normal
  • 2 tomates maduros
  • 4 latas de atún natural (no vale en aceite o escabeche, sino ya no será un plato ligero)
  • 100 gr de queso emental
  • Sal, pimienta, cayena, finas hierbas (opcional y al gusto)

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Lavamos los calabacines a conciencia y partimos por la mitad. Hacemos unos cortes no profundos en la parte blanca y horneamos boca abajo 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

    calabacines con ligeros cortes
  3. Mientras se asan los calabacines, picamos la cebolla y el ajo y rehogamos en una sarten antiadherente pincelada con unas gotas de aceite.

    cebollas y ajetes
  4. Lavamos y cortamos en dados los tomates, cuando estén doradas las cebollas los añadimos a la sarten.
  5. Sacamos los calabacines del horno y con cuidado de no quemarnos volteamos y sacanos la pulpa ayudándonos con una cuchara y tenedor.

    vaciamos con cuidado de no quemarnos
  6. Incorporamos la carne de los calabacines a la sartén y rehogamos una par de minutos, salpimentamos al gusto. Yo le agrego un poco de cayena y finas hierbas para aromatizar el conjunto.

    agregamos la carne de calabacin
  7. Agregamos el atún escurrido, mezclamos bien, incorporamos la mitad del queso. Corregimos el punto de sal y especias.
    hora de agregar el atún

    rellenamos los calabacines
  8. Hora de rellenar nuestras barquitas de calabacín. Espolvoreamos con el resto del queso.

    listos para hornear
  9. Hornear 15 minutos con calor arriba y abajo a 180ºC.

Calabacines ligeros rellenos de atún listo para degustar y sorprender, porque cuidarse y hacer régimen no debe estar reñido con apetecible y sabroso.

Besos

 

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Empieza a oler a primavera, a picnic a barbacoa y a cambio de armario. Para no decaer en la operación bikini, vamos hoy con una receta súper sana y súper light, unas riquísimas hamburguesas de berenjena y quinoa.

Las berenjenas me chiflan, y además de ser preciosas,  tiene poderosas propiedades curativas, antibacterianas y antivirales. Contiene fitonutrientes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, que son los encargados de dañar las células de nuestro organismo y causar enfermedades. Son además unas excelentes aliadas a la hora de perder peso. Combinadas además con la quinoa, contamos con un equipo ganador en  nuestro plan nutricional.

La quinoa, tan de moda últimamente, es un súperalimento que nos aporta múltiples beneficios para la salud. Posee un alto nivel de proteínas, está compuesta por: minerales (calcio, hierro, magnesio), vitaminas (C, E, B1, B2 y niacina) y fósforo, con un contenido graso rico en Omega 6, fuente de fibra soluble e insoluble y con un índice glucémico muy bajo. Es decir que la quinoa nos ayuda a perder peso, a controlar el colesterol, al tránsito intestinal, como antioxidante y desintoxicante.  No me extraña que los Incas lo considerasen un alimento sagrado.

Por eso estas ricas hamburguesas de berenjena y quinoa deben pasar a formar parte de vuestro menú semanal, fáciles de hacer y mucho más fáciles de comer.

Ingredientes para unas  15 hamburguesas

  • 4 berenjenas
  • 3 cebollas grandes
  • 100 gr de quinoa + 300 gr de agua
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Un manojo de perejil
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Yo suelo preparar las verduras al horno la noche o día antes. Limpiar muy bien las berenjenas y las cebollas, pincelar ligeramente con aceite de oliva y hornear durante 1 hora con calor arriba y abajo a 200 ºC.
    berenjenas y cebollas listas para hornear

    berenjenas y cebollas horneadas
  2. Sacar la pulpa de las berenjenas y trocear su carne junto con las cebollas. 
  3. Limpiar muy bien la quinoa, hay que lavarla muy bien y a conciencia para eliminar la saponina que cubre de forma natural a las semillas (se tarta de un pesticida natural). Basta con dejarlas media hora en remojo y luego enjuagar bien con un colador. Luego la cocemos durante 15 minutos. La proporción para cocer la quinoa es de 1 parte de semillas por 3 de agua. Transcurrido el tiempo de cocción la quinoa habrá empezado a trasparentar y habrá absorbido toda el agua de cocción, quedando crujientes pero no blandos.

    quinoa cruda
  4. En un bol mezclamos la berenjena, cebolla, perejil picado, el huevo, el pan rallado y la quinoa cocida. Salpimentamos al gusto y mezclamos bien. Queda un puro no del todo compacto.

    mezclamos todos los ingredientes
  5. En una plancha y con ayuda de dos cucharas o un aro de emplatar damos forma de hamburguesa y cocinamos a fuego medio durante 3 minutos por cada lado. Es una masa muy blandita.
    cocinar 3 minutos por un lado

    cocinar otros 3 minutos por el otro lado
  6. Ya solo queda emplatar al gusto acompañas de rodajitas de tomate y lechuga.

    hamburguesas listas

Deliciosas.

 

 

 

 

Espaguetis de calabacín con pesto ligero de aguacate

espaguetis de calabacín con salsa ligera de pesto de aguacate

Espaguetis de calabacín con salsa ligera de pesto al aguacate

Siguiendo con las recetas saludables, vamos con otra original y exitosa receta para la operación bikini, unos deliciosos espaguetis de calabacín con salsa ligera de pesto de aguacate. Increíble lo deliciosos que están, lo fáciles que son de hacer y lo sanos y saludables.

La salsa pesto es deliciosa, pero la proporción de aceite, piñones y parmesano que llevan no resulta del todo compatible con la operación bikini. Pero para eso están las neuronas, para ingeniar nuevas recetas y reinventar los clásicos.

Además, al llevar aguacate, es un plato que nos aporta nutrientes, multitud de vitaminas, fibra y grasas saludables. El aguacate, aparte de delicioso y colorido, es un alimento  “amigable” para las dietas bajas en hidratos de carbono.

Los espaguetis de calabacín, son un fabuloso invento, tan sencillo como tunear un calabacín. De esta forma los hacemos más apetecibles para pequeños y grandes, que no son tan forofos de lo verde. Sin apenas calorías, nos aportan multitud de vitaminas, y para que nos vamos a engañar, en casi todas las dietas suele ser protagonista. De esta forma y acompañado de distintas salsa saludables, se puede convertir en un divertido aliado y dejar de ser  un aburrido complemento dietético.

Esta receta es además totalmente vegana y se prepara en 10 minutos.

Ingredientes:

Ingredientes
  • 2 calabacines, mejor alargados que gordos.
  • 1 aguacate grande o 2 pequeños
  • Un puñado de piñones o nueces
  • Un ramillete de albahaca
  • ¼ de diente de ajo
  • ½ vaso de agua
  • Unos cuantos tomatitos cherry
  • Sal y pimienta
  • Opcional: queso rallado

Preparación:

  1. Lo primero es tunear nuestros calabacines, para ello lo mejor es hacerse con un sacapuntas de verduras. Los venden en amazon, ferreterías y chinos. Tan sencillo como lavar bien nuestros calabacines, ya que NO los vamos a pelar y proceder a sacarles punta.
    Sacapuntas de verduras

    “sacando punta”

Si no tenemos artilugio los podemos cortar con una mandolina o cuchillo en finas lonchas y luego hacer tiras finas tipo espagueti.  No os asustéis si os parece mucha cantidad, ya que con un 90% de agua luego se quedan en la mitad.

Espaguetis de calabacín
  1. Vamos con nuestra salsa, metemos la pulpa del aguacate, los piñones, las hojitas de albahaca y el ajo más un poco de sal y pimienta, en un procesador de alimentos tipo thermomix o similar y le damos caña hasta que se triture, si queda muy espeso le añadimos unas cucharadas de agua. Reservamos

    Ingredientes salsa
  2. En una sartén amplia, lanzamos nuestros espaguetis y los tomatitos cherry cortados en por la mitad, con 2 cucharadas de agua o vino blanco y los rehogamos unos minutos hasta que veamos que reducen un poco. No más de 5 minutos. Escurrimos el agua que han soltado y dejamos en la sartén.
    antes de cocinar

    cocinados
  3. Añadimos nuestra salsa a los espaguetis y listos para disfrutar. Si se quiere se puede espolvorear con un poco de queso rallado. 

A disfrutar de lo verde.

Besos

 

 

Aperitivos navideño saludables

20161219_145718-2  20161219_145714-2

Siguiendo con los aperitivos navideños, vamos con una versión de pinchito navideños verdes.

Y como no todo en esta vida no son langostinos, mariscos y embutidos, os presento dos opciones de aperitivos sanos y saludables.

Ya lo sé, a estas alturas de la jugada, ver un pepino no os parece la panacea del placer navideño, pero os aseguro que después de la comida navideña de empresa, el reencuetro de colegas, y las demás comilonas previas navideñas, veréis los aperitivos vegetales con otros ojos. O por lo menos vuestro hígado y páncreas lo agradecerán.

Además, aportan frescor y colorido a la mesa y si tenéis algún vegetariano en la familia, o de invitado os lo agradecerá.

Ingredientes:

Brochetas de pepino:

  • 1 pepino, yo prefiero los holandeses que tiene la piel más finita y suelen ser más largos
  • 1 tarrina de queso para untar, tipo philadelphia (también podéis comprar directamente una tarrina de queso para untar a las finas hierbas)
  • Finas hierbas y ajo ( yo suelo usar cebollino y perejil)
  • Sal y pimienta

Brochetas caprese:

  • Tomatitos cherry
  • Bolitas de queso mozzarela
  • Hojitas de albahaca fresca
  • Vinagre balsámico de Módena
  • 1 cucharadita de miel
  • ½ cucharadita de mostaza
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Brochetas de madera.

Preparación:

Para las brochetas de pepino:

Lavamos bien el pepino y cortamos la mayor parte de la piel, yo le dejo unas tiritas finas de piel para que den un bonito contraste.20161219_140551-2

Lo cortamos en 2 o 4 trocos, según lo grande que sea y vaciamos las semillas. Yo uso un sacacorazones de manzanas, pero con un cuchillito fino o cucharilla de café también se puede.                                            20161219_140642-2

Si no hemos comprado la tarrina de queso para untar a las finas hierbas, ponemos nuestro queso normal en un bol y lo mezclamos con ½ diente de ajo, cebollino y perejil finamente picados.                    20161219_140412-2

Rellenamos nuestros cilindros de pepino y los cortamos en rodajitas de más o menos 1 cm de grosor. Insertamos la brocheta y ya tenemos una rica piruleta saludable.                                                                       20161219_140742-2 20161219_140756-2                                                                                                        20161219_140857-2

Para las brochetas caprese:

Insertamos en una brocheta un tomatito cherry, una bolita de queso y una hojita de albahaca.                                                                                                20161219_142101-2 20161219_142111-2                                                                                                                                       20161219_142124-2

En un tarro de cristal con tapa vacío, metemos 2 cucharadas soperas de vinagre balsámico, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharadita de miel, ½ cucharadita de mostaza, una pizca de sal y un poco de pimienta. Cerramos bien el bote y lo agitamos al estilo maracas a buen ritmo hasta que nos quede una vinagreta homogénea.                                                 20161219_142043-2

Ya solo queda presentar nuestras brochetas con un poco de vinagreta por encima y listo para un poco de aperitivo desintoxicante. Para que las brochetas no se hundan en el bol, yo los he pinchado en una rodaja gruesa de pepino.  20161219_142152-2 20161219_142547-2

Besos

aperitivos saludables