Calabacines ligeros rellenos de atún

Calabacines rellenos de atún

Estos calabacines ligeros rellenos de atún son muy fáciles de hacer y sin apenas calorías.

Por su alto contenido en agua, el calabacín suele ser uno de los ingredientes principales en los menús de dieta, pero no por ello debe ser un suplicio comerlos. Transformados en barquitas rellenas, hacen que sean apetecibles para grandes y pequeños y que todos nos beneficiemos de sus múltiples vitaminas. Los calabacines son una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas: A, C y B9, sales minerales: potasio, fosforo, magnesio y calcio.  Para compensar su falta de proteínas les agregamos el atún o en el caso de querer hacer una versión vegana, unas  castañas cocidas picadas.

Ya tenemos un plato completo lleno de vitaminas, sin apenas calorías que nos puede salvar más de una comida o cena.

Ingredientes: 

ingredientes
  • 2 calabacines grandes o 4 pequeños
  • 1 cebolla
  • 2 ajos tiernos o 1 diente de ajo normal
  • 2 tomates maduros
  • 4 latas de atún natural (no vale en aceite o escabeche, sino ya no será un plato ligero)
  • 100 gr de queso emental
  • Sal, pimienta, cayena, finas hierbas (opcional y al gusto)

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Lavamos los calabacines a conciencia y partimos por la mitad. Hacemos unos cortes no profundos en la parte blanca y horneamos boca abajo 20 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

    calabacines con ligeros cortes
  3. Mientras se asan los calabacines, picamos la cebolla y el ajo y rehogamos en una sarten antiadherente pincelada con unas gotas de aceite.

    cebollas y ajetes
  4. Lavamos y cortamos en dados los tomates, cuando estén doradas las cebollas los añadimos a la sarten.
  5. Sacamos los calabacines del horno y con cuidado de no quemarnos volteamos y sacanos la pulpa ayudándonos con una cuchara y tenedor.

    vaciamos con cuidado de no quemarnos
  6. Incorporamos la carne de los calabacines a la sartén y rehogamos una par de minutos, salpimentamos al gusto. Yo le agrego un poco de cayena y finas hierbas para aromatizar el conjunto.

    agregamos la carne de calabacin
  7. Agregamos el atún escurrido, mezclamos bien, incorporamos la mitad del queso. Corregimos el punto de sal y especias.
    hora de agregar el atún

    rellenamos los calabacines
  8. Hora de rellenar nuestras barquitas de calabacín. Espolvoreamos con el resto del queso.

    listos para hornear
  9. Hornear 15 minutos con calor arriba y abajo a 180ºC.

Calabacines ligeros rellenos de atún listo para degustar y sorprender, porque cuidarse y hacer régimen no debe estar reñido con apetecible y sabroso.

Besos

 

Caracolas de sobrasada vegana

Caracolas de sobrasada vegana

Caracolas de sobrasada vegana

Vamos con la última semana de marzo y esta vuelta al invierno. Para ello vamos a seguir con una receta de la línea verdi-sana y vamos a transformar la sobrasada en vegana. Estas caracolas de sobrasada vegana están deliciosas. Parece que el sabor es muy similar al de la sobrasada tradicional, digo parece porque creo que probé la sobrasada cuando tenía 12 años y desde entonces ya no me acuerdo. 😉 Pero los entendidos en la materia que la han probado, dicen que está muy buena y encima sin colesterol.

Ya no hay excusa para aperitivar de forma saludable, aunque en este caso no light. Se trata en realidad de una paté de tomate. El tomate es sin duda una fuente increíble de vitaminas, nutrientes y minerales que no podemos dejar de incluir en  nuestra alimentación. Con grandes propiedades antioxidantes es un buen aliado para prevenir el cáncer, nos ayudan además a proteger el corazón y reducir  el colesterol, debido a sus vitaminas y minerales, de entre los cuales se destaca el licopeno.  El tomate previene también la hipertensión y cuida las infecciones urinarias.

En esta receta utilizaremos tomates secos, pero no por ello debemos pensar que pierden sus propiedades, muy al contrario, los tomates secos las conservan e incluso potencian. La única pega, es que al contrario que los tomates frescos, que apenas tienen calorías (tan solo 18 calorías por cada 100gr), los tomates secos la multiplican (213 calorías por cada 100gr).  Así que se trata de un aperitivo excelente para recuperar fuerzas, ya que a los tomates secos les añadimos las almendras, que a pesar de su alto contenido graso, son enormemente saludables y muy nutritivas.

Vamos pues con este aperitivo de campeones.

Ingredientes: 

ingredientes caracolas de sobrasada vegana
  • 130 gr de tomates secos
  • 100 gr de almendras crudas
  • 1 diente de ajo
  • Pimentón dulce (1 cucharada)
  • Aceite de oliva extra (1 cucharada)
  • Sal y pimienta
  • 1 placa de hojaldre de mantequilla SIN PALMA

Preparación:

  1. Lo primero es rehidratar los tomates, para ello se deben dejar en remojo en agua templada unos 15-20 minutos, hasta que veamos que vuelven a estar blanditos.
    re-hidratando los tomates

    Se puede optar por tomates secos en aceite, que no necesitarán rehidratación, basta con luego no añadir más aceite a la receta.

  2. En un procesador de alimentos trituramos bien las almendras hasta hacerlas papilla.

    almendras hechas papilla
  3. Agregamos el resto de ingredientes: los tomates escurridos, el ajo, pimentón, aceite (salvo si hemos usado tomates en aceite), pimienta y cuidado con la sal, ya que los tomates secos suelen ser salados, mejor corregir el punto de sal al final.

    todos los ingredientes listos para triturar
  4. Ahora trituramos, hasta conseguir la textura deseada, corregimos el punto de sal, pimienta y pimentón y ya tenemos una deliciosa sobrasada vegana.

    sobrasada vegana lista
  5. Precalentamos el horno a 180ºC
  6. Extendemos nuestra placa de hojaldre y untamos generosamente con nuestra sobrasada.

    extendemos la sobrasada
  7. Con ayuda de un cuchillo o cortado de pizza, cortamos tiras y vamos enrollando.

    cortamos y enrollamos
  8. Colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo unos 15-20 minutos o hasta que veamos que se empiezan a dorar al gusto.

    a hornear

 

Listo, a disfrutar de un súper aperitivo lleno de nutrientes.

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Espinacas a la manchega

Lo primero de todo, FELIZ PRIMAVERA.  Los días se hacen cada vez más largos, hay más solecito y de fondo se empiezan a oler las torrijas de semana santa. Por eso, antes de lanzarnos a la perdición, vamos con una receta rápida, sencilla y deliciosa: espinacas a la manchega.

He de confesar que la huerta rebosa de espinacas, están ahora mismo en su salsa con sus hojitas verdes y todos sus nutrientes. Contiene altas cantidades de carotenoides, vitamina C, vitamina K, ácido fólico y calcio. Además muchas de las vitaminas y minerales que en las espinacas se encuentran de forma muy elevada, no las encontramos ni en las carnes, pescados, frutas o frutos secos. Por eso es muy importante comer por lo menos dos veces a la semana una buena ración de espinacas. Tranquilos que os iré poniendo más recetas chulas y deliciosas con espinacas, son tan versátiles que las opciones son infinitas.

Ingredientes: 

ingredientes para las espinacas a la manchega
  • 500 gr de espinacas
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vasito de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de comino
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Lo primero es hacer un sofrito con la cebolla y el diente de ajo picados en una sartén grande.

    rehogar la cebolla y el ajo
  2. Cuando comience a transparentar la cebolla agregamos el tomate crudo triturado, se puede utilizar tomate natural triturado de bote. Lo dejamos cocer fuego medio durante 15 minutos.

    agregar el tomate y sofreir 15 minutos
  3. Mientras vamos lavando nuestras hojitas de espinaca.

    espinacas recién cogidas de la huerta
  4. Agregamos las espinacas y salpimentamos al gusto. Aunque parezca que no van a cabernos las espinacas, al cabo de unos minutos se reducirán a la décima parte.
  5. Cuando se hayan reducido las espinacas agregamos el comino machacado con el vinagre y dejamos reducir 5 minutos más.
    aunque parezca que no caben luego reducen

    agregar vinagre y comino

Listo para disfrutar, un plato repleto de vitaminas y sin un gramo de grasa.

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Hamburguesas de berenjena y quinoa

Empieza a oler a primavera, a picnic a barbacoa y a cambio de armario. Para no decaer en la operación bikini, vamos hoy con una receta súper sana y súper light, unas riquísimas hamburguesas de berenjena y quinoa.

Las berenjenas me chiflan, y además de ser preciosas,  tiene poderosas propiedades curativas, antibacterianas y antivirales. Contiene fitonutrientes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, que son los encargados de dañar las células de nuestro organismo y causar enfermedades. Son además unas excelentes aliadas a la hora de perder peso. Combinadas además con la quinoa, contamos con un equipo ganador en  nuestro plan nutricional.

La quinoa, tan de moda últimamente, es un súperalimento que nos aporta múltiples beneficios para la salud. Posee un alto nivel de proteínas, está compuesta por: minerales (calcio, hierro, magnesio), vitaminas (C, E, B1, B2 y niacina) y fósforo, con un contenido graso rico en Omega 6, fuente de fibra soluble e insoluble y con un índice glucémico muy bajo. Es decir que la quinoa nos ayuda a perder peso, a controlar el colesterol, al tránsito intestinal, como antioxidante y desintoxicante.  No me extraña que los Incas lo considerasen un alimento sagrado.

Por eso estas ricas hamburguesas de berenjena y quinoa deben pasar a formar parte de vuestro menú semanal, fáciles de hacer y mucho más fáciles de comer.

Ingredientes para unas  15 hamburguesas

  • 4 berenjenas
  • 3 cebollas grandes
  • 100 gr de quinoa + 300 gr de agua
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Un manojo de perejil
  • 1 huevo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Yo suelo preparar las verduras al horno la noche o día antes. Limpiar muy bien las berenjenas y las cebollas, pincelar ligeramente con aceite de oliva y hornear durante 1 hora con calor arriba y abajo a 200 ºC.
    berenjenas y cebollas listas para hornear

    berenjenas y cebollas horneadas
  2. Sacar la pulpa de las berenjenas y trocear su carne junto con las cebollas. 
  3. Limpiar muy bien la quinoa, hay que lavarla muy bien y a conciencia para eliminar la saponina que cubre de forma natural a las semillas (se tarta de un pesticida natural). Basta con dejarlas media hora en remojo y luego enjuagar bien con un colador. Luego la cocemos durante 15 minutos. La proporción para cocer la quinoa es de 1 parte de semillas por 3 de agua. Transcurrido el tiempo de cocción la quinoa habrá empezado a trasparentar y habrá absorbido toda el agua de cocción, quedando crujientes pero no blandos.

    quinoa cruda
  4. En un bol mezclamos la berenjena, cebolla, perejil picado, el huevo, el pan rallado y la quinoa cocida. Salpimentamos al gusto y mezclamos bien. Queda un puro no del todo compacto.

    mezclamos todos los ingredientes
  5. En una plancha y con ayuda de dos cucharas o un aro de emplatar damos forma de hamburguesa y cocinamos a fuego medio durante 3 minutos por cada lado. Es una masa muy blandita.
    cocinar 3 minutos por un lado

    cocinar otros 3 minutos por el otro lado
  6. Ya solo queda emplatar al gusto acompañas de rodajitas de tomate y lechuga.

    hamburguesas listas

Deliciosas.

 

 

 

 

Lasaña de espinacas y champiñones

Lasaña de espinacas y champiñones

Lasaña de espinacas y champiñones

Poco a poco empieza a oler a primavera. La huerta de invierno se anima y es hora de hacer algo con los productos que nos ofrece, así que aquí va una sencilla y deliciosa lasaña de espinacas y champiñones.

Seguimos un poco con receta sana y verde, es una lasaña que no lleva bechamel y se hace en un santiamén. Lo que más tiempo me ha llevado, es recolectar las espinacas, pero porque le voy hablando a cada planta mientras selecciono las mejores hojas. Y me disperso mirado las lentejas, habas, puerros, lechugas o los nuevos brotes de espárragos. No sé qué tiene la huerta que engancha tanto.  😉

espinacas de la huerta
espinacas tras la cosecha

Las lasañas me chiflan y si encima las puedo rellenar con productos de la huerta, me gustan aún más. Esta receta es ideal para hacer comer espinacas a los que las miran con cierto resquemor, haced la prueba, ya veréis como se las comen encantados y hasta repiten. Creedme, he hecho la prueba con varios espincareacios y todos han repetido.

Ingredientes para una lasaña de espinacas y champiñones para 4 personas: 

ingredientes
  • 2 puerros
  • ½ vasito de vino blanco
  • 400 gr de champiñones laminados
  • 400 gr de espinacas
  • 150 gr de queso para untar, tipo philadelphia
  • 1 rulo de queso de cabra tierno
  • 100 gr queso rallado para gratinar
  • Placas de lasaña

Preparación:

  1. Dependiendo del tipo de placas de lasaña que uséis, ponerlas un rato en remojo con agua caliente para que se ablanden. O cocerlas si no son de las ya precocinadas. Según os indique el paquete. Yo aunque sean de las precocinadas y que no necesitan supuestamente hidratación previa, prefiero siempre darles un remojo hasta que estén blanditas.

    placas de lasaña en remojo
  2. Rehogamos los puerros con el vino blanco hasta que empiecen a transparentar, unos 7 minutos a fuego medio.
  3. Entre tanto limpiamos nuestros champis y los laminamos.

    champis sazonados con sal y pimienta
  4. Cuando el puerro este ya transparente agregamos los champiñones y dejamos hasta que reduzcan su tamaño.
  5. Mientras vamos lavando y cortando en dos nuestras hojitas de espinaca. Añadimos a la sartén y salpimentamos al gusto.
    puerros y champis listos

    añadimos las espinacas y salpimentamos
  6. Cuando las espinacas se hayan reducido incorporamos el queso crema y removemos hasta que se mezclen todos los ingredientes.
    hora de añadir la crema de queso

    relleno listo
  7. Precalentamos el horno a 180ºC
  8. Escurrimos las placas de lasaña, engrasamos ligeramente la bandeja o fuente que vayamos a utilizar y vamos montando nuestra lasaña, una capa de pasta, una capa de la mezcla de verduras y terminamos con una capa de queso de cabra troceado. Cubrimos de nuevo con otra de lasaña y repetimos la operación hasta que nos quedemos sin relleno. A la última capa le agregamos el queso para gratinar y listo para hornear.
    base de lasaña
    relleno

    listo para hornear
  9. Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo durante 15 minutos y luego gratinamos unos 5 minutos más o hasta que veamos que se dora al gusto.

Listo para disfrutar. Receta rápida, sana, sencilla y deliciosa.

 

 

Pastel de Patata y Verduras

Pastel de patata y verduras

Pastel de Patata y Verduras

Con este frío apetecen cosas calentitas, por eso este pastel de patata y verduras es ideal. Es una forma diferente de comer verduras.

Al añadir la palabra pastel , parece que se le alegra a uno el alma, y así comemos sanos pero divertido. Que conste que las cremas de verduras me encantan, pero parece que cuando en casa dices, CREMA de Verduras para comer… se hace el silencio. Sin embargo, si empiezas cualquier tipo de comida con PASTEl, parece que la cosa cambia.

Se puede hacer con cualquier tipo de verduras, y en múltiples formatos,  individual,grande, en fuente o bandeja….

En esta ocasión, mi pastel de patata y verduras tiene forma de corazón. Soy adicta a los cachivaches y chismes de cocina, y tenía desde hace tiempo este  molde sin base para hacer tartas con forma de corazón y me ha parecido que las verduritas se merecían un poquito de amor.

Ingredientes: (estos son los que he usado en esta ocasión, pero se puede hacer con aquellas verduras solitarias y desparejas que a veces habitan la nevera)

ingredientes Pastel de Patatas y Verduras
  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 2 nabos
  • 2 zanahorias
  • 2 berenjenas
  • 1 calabacín
  • 4 tomates maduros
  • 1 kg de patatas (opción rápida un paquete de puré de patatas)
  • 1 vaso de vino blanco
  • 75 ml de leche
  • Agua
  • Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

De forma tradicional:

  1. En una olla grande ponemos a cocer nuestras patatas peladas y cortadas en agua con un poco de sal. Tardarán unos 20 minutos, pero mejor ir pinchando hasta que estén bien tiernas. Si optamos por hacer puré de patata de sobre, nos saltamos este punto.
  2. Entre tanto lavamos y cortamos los puerros, la cebolla, nabos y zanahorias. Cortamos finamente y rehogamos en una sartén grande con el vasito de vino tinto. Unos 7 minutos.

    Zanahorias, puerros, cebollas y nabos
  3. Mientras lavamos bien las berenjenas y las troceamos igualmente en daditos, cuando los puerros, cebollas y demás comiencen a transparentar agregamos nuestras berenjenas, unos 5 minutos.
    Berenjenas
    1er sofrito de cebolla, puerros, nabos y zanahoria

    añadimos las berenjenas
  4. Hacemos lo mismo con el calabacín, lavamos y cortamos en daditos y a la sartén con sus compañeros.

    incorporamos el calabacín
  5. Turno de los tomates, mismo procedimiento, lavar y cortar y a la sartén. Salpimentamos todo al gusto y dejamos que se vayan haciendo las verduritas a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Por lo menos 15-20 minutos.
    troceamos los tomates
    tomates a la sartén

    Tras 20 minutos, las verduritas están listas.
  6. Cuando tengamos las patatas cocidas, las escurrimos y aplastamos bien con un tenedor o con un pasapuré, añadimos la leche y corregimos de sal, en este punto yo añado pimienta y un poco de nuez moscada. Si optamos por el puré de sobre es el momento de prepararlo siguiendo las indicaciones del paquete.

    Puré de Patatas
  7. Llega el momento de montar nuestra tarta. Para ello necesitamos un molde de tarta sin base, aros de emplatar o una desmontable, de la que sólo usaremos el aro. También se puede hacer también directamente sobre una fuente.
    Moldes y aros de emplatar

    Aro de emplatar corazón
  8. Ponemos una primera capa de puré sobre el fondo, seguimos con una capa de verduritas y cubrimos con otra capa de puré. Se puede dejar así o añadir dos capas más, al gusto. Yo en los pastelitos individuales solo pongo una capa de puré, encima una de verduras y termino decorando con la manga pastelera y el puré como si fuesen cupcakes.
    1ª capa de puré
    1ª capa de puré
    2ª capa de verduras
    2ª capa de verduras

    3ª capa de puré
  9. Decoración opcional: Quitamos los moldes y rellenamos una manga pastelera con boquilla de estrella, de puré de patatas,  y decoramos nuestro pastel o pastelitos. Luego lo gratinamos en el horno hasta que se dore un poco y listo.
    Manga pastelera con boquilla de estrella
    Rellenamos con puré de patatas
    Decoramos
    Decoramos

    Cupcake de Patata y Verduras

Con Thermomix:

  1. Lavamos las verduras y las cortamos en trozos, las vamos metiendo por tandas en el vaso y las troceamos 4 segundos/velocidad 4. Según las vallamos teniendo las reservamos.
  2. Lavamos y cortamos las patatas en taquitos pequeños, podemos proceder igual que con el resto de las verduras, 4 segundas, velocidad 4.
  3. Metemos las verduras en el vaso, salvo el tomate, junto con el vasito de vino, sal y pimienta y programamos 15 minutos/ Temperatura Varoma/giro a la izquierda/ velocidad cuchara.
  4. Pasado el tiempo agregamos los tomates troceados y programamos 20 minutos/ Temperatura Varoma/giro a la izquierda/ velocidad cuchara. Colocamos las patatas troceadas en el recipiente del varoma y lo colocamos en su posición.
  5. Corregimos de sal y pimienta y reservamos las verduras en un bol.
  6. Pasamos las patatas al vaso, agregamos un pocos de sal, pimienta y opcional nuez moscada, la leche y trituramos velocidad 5-7 unos segundos.
  7. Llega el momento de montar nuestra tarta. Para ello necesitamos un molde de tarta sin base, aros de emplatar o una desmontable, de la que sólo usaremos el aro. También se puede hacer también directamente sobre una fuente.
  8. Ponemos una primera capa de puré sobre el fondo, seguimos con una capa de verduritas y cubrimos con otra capa de puré. Se puede dejar así o añadir dos capas más, al gusto. Yo en los pastelitos individuales solo pongo una capa de puré, encima una de verduras y termino decorando con la manga pastelera y el puré como si fuesen cupcakes.
  9. Decoración opcional: en una manga pastelera con una boquilla de estrella grande, rellenamos con puré de patatas y decoramos nuestro pastel o pastelitos. Luego lo gratinamos en el horno hasta que se dore un poco y listo.
Pastel de Patata y Verduras

A comer.

Besos

 

Soufflé ligero de zanahorias

Soufflé ligero de zanahorias
Soufflé ligero de zanahorias

Soufflé ligero de zanahorias

Llega enero, con sus retos y sus dietas. Se acaba la navidad, los restos de turrones, polvorones y demás dulces y poco a poco no queda más remedio que tratar de recuperar los buenos hábitos de nuevo. Si te suena de algo todo esto, es hora de conocer al fantástico soufflé ligero de zanahorias.

Una receta estrella, fácil, sencilla, ligera y súper vegetal. Además es muy elegante y colorida.  No lleva ni gota de materia grasa, son solo verduritas sanas y proteínas.  Este soufflé ligero de zanahorias os va a encantar, queda además muy vistoso y es una forma chic de comenzar a reconciliarnos con las comidas ligeras y la famosa operación bikini.

Ingredientes:                                                                  

  • 250 gr de zanahorias
  • 50 gr de cebolla (1 cebolla grande o entre 2 y 3 pequeñas)
  • 1 puerro
  • 3 huevos
  • Sal, pimienta y curry

Preparación:

  1. Lavamos y cortamos en rodajas las zanahorias, cebollas y puerro y los cocemos con sal hasta que estén blanditos. Varias opciones para cocinarlas:OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1.1. De forma tradicional en una olla con agua y sal entre 20- 30 minutos.

1.2 CON THERMOMIX: ponemos  unos 500 gr de agua en el vaso, las zanahorias, cebollas y puerro, con la sal 20 minutos/100º/ giro a la izquierda/ velocidad cuchara.

1.3 MICROONDAS: en un recipiente apto para microondas, metemos nuestras verduras troceadas con un poco de sal y 3 o 4 cucharadas soperas de agua. Cocinamos a máxima potencia unos 12 minutos, añadiendo un poco más de tiempo si vemos que no están tiernas.

Una vez nuestras verduras blanditas, reservamos el agua para un caldo posterior o tiramos. Triturar las verduritas con un tenedor, minipimer  o con varios golpes de turbo de la thermomix o cualquier otro robot de cocina hasta tener un puré.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  1. Separamos las claras de las yemas. Añadimos las yemas a nuestro puré de verduras junto con un poco de curry y pimienta (ambas especial son opcionales, pero le dan un gusto muy especial que os recomiendo).
    OLYMPUS DIGITAL CAMERA
    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  2. Montamos las claras a punto de nieve. Para que monten bien es necesario hacerlo en un bol limpio, seco y sin rastro de grasa. Para que queden más firmes se aconseja montarlas con un pellizco de sal.
    • se pueden montar con un tenedor o varillas manuales.
    • Con varillas eléctricas
    • Con thermomix: con la mariposa 3 ½ minutos/velocidad 3 ½
  3. Cuando nuestra claras estén bien duritas las incorporamos a nuestro puré de forma suave y envolvente, para que nos entre aire en la mezcla y nos suba el soufflé y quede esponjoso.                                                                                                OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  4. En un molde apto para horno, engrasamos ligeramente con un poco de aceite y/o mantequilla, vertemos nuestra mezcla y horneamos al baño María en el horno durante 30-40 minutos a 180 ºC.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para el baño María necesitamos una bandeja de horno más grande que nuestro recipiente del soufflé, un paño de cocina y agua caliente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Yo suelo precalentar el horno antes, con la bandeja, el paño y el agua, para que al introducir nuestro soufflé ya este caliente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para disfrutar, ni os daréis cuenta que coméis zanahorias.

Soufflé ligero de zanahorias
Soufflé ligero de zanahorias

PD. se puede hacer la variante con cualquier otra verdura, basta con sustituir la zanahoria por calabacín, espinacas, coliflor, brocoli…. o las verdurita que más nos apetezca tunear en el momento.

BESOS