Macarons de San Valentin

Macarons de San Valentin

Macarons de San Valentin

Y hoy vamos con una receta de corazón, de las que enamoran. Unos deliciosos y delicados macarons de San Valentín. Realmente son de San Valentín por publicarlos hoy y por la forma de corazón, pero con formita redondos pueden ser Macarons para cualquier día.

Los Macarons, están de moda, y no es para menos, tan monos ellos, tan delicados y fáciles de comer, parece que con varios no hay suficiente.

Con esta receta siempre triunfo, es muy importante seguir todos los pasos, porque igual que están deliciosos, pueden ser un poco rabiosos a la hora de elaborarlos, hay que hacerlos con tiempo y paciencia. Dicho esto, luego es macaron comido.

Ingredientes para los Macarons de San Valentin: 

Ingredientes Macarons de San Valentin
  • 325 gr de azúcar glas súper fino
  • 200 gr de harina de almendras (es decir almendras molidas muuuy finas)
  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente (o 175 gr de claras)
  • 50 gr de azúcar normal
  • Aromas, cacao y/o colorantes al gusto. Para estos de San Valentín use una cucharada de esencia de Red Velvet y un poco de colorante alimenticio rojo.
  • Ganache de chocolate negro para el relleno (250 gr de nata y 250 gr de chocolate negro)

Preparación:

  1. Yo preparo el ganache el día antes, calentamos la nata en un cazo o microondas y antes de que rompa a hervir sacamos del fuego y añadimos el chocolate troceado, hasta que se disuelva por completo. Dejamos enfriar.
  2. Los gurús del macaron, os aconsejarán que dejéis envejecer las claras por lo menos una noche, tapadas con film trasparente. Yo este punto no lo hago y siempre me salen bien los macarons. Lo que SÍ es fundamental es que los huevos no estén frío, si tenéis pensado hacer macarons, dejar los huevos o claras fuera de la nevera. (Se puede hacer también con las claras que venden en los supermercados).
  3. Una vez que tenemos las claras a temperatura ambiente, toca montarlas. Para ello lo mejor es un robot de cocina con varillas, muy limpito y con un pellizco de sal. Y darle caña hasta que empiece a espumar, en este punto añadimos los 50 gr de azúcar normal y la esencia y colorante. A seguir batiendo hasta que salgan picos firmes y tengamos el merengue en su punto. Ya sabéis el truco definitivo para saber si están, es darle la vuelta al cuenco y si no se caen, está listo, sino toca lavarse la cabeza y empezar de nuevo.
    claras listas para añadir el azúcar y aromas

    Merengue listo
  4. Otro truco para que salgan mejor nuestros macarons es mezclar bien el azúcar glas con la harina de almendras. Y con mezclar, me refiero a darles unos cuantos meneos con un robot de cocina, tipo turmix, thermomix, batidora… para que se entremezclen bien.

    almendras y azúcar glas listos para mezclar
  5. Tamizamos nuestra mezcla de azúcar y almendras, y cuando esté listo el merengue lo volvemos a tamizar por encima antes de incorporarlo de forma suave y envolvente. Al principio puede parecer que no se van a mezclar en la vida, pero con un poco de paciencia se consigue una masa elástica y pegajosa, que estará lista cuando al levantar la espátula fluya ligeramente.
    almendras y azúcar glas tras el primer tamizado
    Segundo tamizado sobre el merengue

    Mezclar con cuidado hasta total incorporación
  6. Hora de preparar el tapete. Los venden ya hechos, pero si no os vais a dedicar a la venta ambulante de macarons, os aconsejo que os fabriquéis vuestro propio tapete. Basta con pintar sobre papel vegetal para hornear corazones en este caso, o círculos en los normales, del mimos tamaño, con la ayuda de un cortador de galletas. Los pinte primero con lápiz y repase luego con rotulador para que se vieran al darle la vuelta al papel vegetal. Puede parecer que es fácil de hacer sin la guía pintada, pero si queréis unos macarons de más o menos el mismo tamaño, os aconsejo no saltaros este paso.
    preparamos el tapete

    tapete listo
  7. Rellenamos una manga pastelera con una boquilla redonda lisa y grande, si no tenéis vale también cortar la boca de la manga pastelera.
    Manga y boquilla redonda grande

    lista para formar macarons
  8. Toca rellenar los huecos y cuando terminemos daremos unos golpes a la bandeja de horno sobre la encimera para que salgan las posibles pompas y burbujas.

    macarons húmedos
  9. Otro truco importante: ahora toca esperar. Una vez las bandejas listas dejaremos reposar nuestros macarons hasta que al tocar uno con el dedo no se nos pegue. Se tiene que secar un poco antes de meter en el horno. Este proceso puede tardar una media hora o un par de horas, dependiendo de la humedad ambiental.

    tras media hora listos para hornear
  10. Una vez tengan la capita superior seca, es turno de hornear a 150ºC con el horno precalentado y calor arriba y abajo sin ventilador. Unos 16 minutos. Veréis que al ratito empiezan a crecer y a salirles la costrita de abajo tan característica de los macarons.

    macarons listos para rellenar
  11. Un truquito para saber si están listos es tratar de levantar uno del papel de horno si se despaga entero sin romperse, estará listo. No os aconsejo dejarlos demasiado tiempo en el horno, que si no se resecan y el macaron debe estar jugosito por dentro. Pillarles el punto justo es lo más difícil al principio.
  12. Hora de rellenar, en otra manga pastelera con boquilla de estrella grande, o de nuevo sin boquilla, rellenamos la mitad de nuestro macarons por la parte interior, con el ganache y con cuidado de no romperlos. Podemos otro macaron a modo de tapita sin apretar mucho para no apachurrarlos y listo.
    manga rellena de ganache
    rellenando
    listos

    Macarons de San Valentin

A disfrutar.

 

Besos

Huevos al Curry

Huevos al Curry

Por San Antón, pon gallinita, pon.

Parece que las nuestras se  han aplicado el dicho, y aunque un mes más tarde de San Antón, y después de unos cuantos meses de vacaciones “hueviles”, están poniendo todos los huevos que no habían puesto en los meses pasados. La verdad es que no se les puede reprochar, con estos fríos que ha hecho, cualquiera se podía a fabricar huevos.

Conclusión, tenemos overbooking de huevos en casa. Así que he desempolvado esta vieja receta familiar de huevos al curry que me encanta. La combinación de huevo duro, arrocito y la salsita de curry cuadra a la perfección, y deja un olorcito en casa, de lo más exótico y apetitoso.

Ingredientes: 

Ingredientes huevos al curry
  • 8 huevos
  • 200 gr de arroz (del tipo que más os guste en casa)
  • 60 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña
  • ½ manzana
  • 1 cuchara de estragón
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • ½ litro de caldo (del que más os guste)
  • 2 cucharadas de jerez
  • 4 cucharadas de nata líquida
  • Sal

Preparación:

  1. Cocemos los huevos, yo los suelo meter en una cazuela con el agua fría y una cucharada de sal, cuando rompen a hervir los dejo entre 8-10 minutos. Se dejan enfriar.
  2. Pelamos y picamos la manzana, la cebolla y el apio.

    picar cebolla, apio y manzana
  3. En una cazuela o sartén profunda calentamos la mitad de la mantequilla (30 gr y el aceite) y rehogamos la manzana, cebolla, apio y el estragón hasta que se dore. Unos 7 minutos. En este punto empieza ya el delicioso olor.

    rehogar cebolla, apio, manzana y estragón
  4. Cuando este doradito añadimos la maicena y el curry, los mezclamos bien y dejamos que se cocine un minutito.
    añadir maicena y curry

    rehogar
  5. Hora de añadir el caldo y el jerez, lo dejamos que se cocine durante 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

    agregamos el caldo y el Jerez
  6. Podemos aprovechar para hervir nuestro arroz, puede ser del tipo que más os guste en casa, blanco, integral, basmati….
  7. Transcurridos los minutos agregamos la nata y un poco de sal. Trituramos con una minipimer, thermomix, chino o cualquier otro robot de cocina, hasta que nos quede una salsita sin grumos.
    tras 15 minutos
    añadimos nata y sal

    salsa triturada
  8. Turno de pelar nuestros huevos. Yo los he cocido recién cogidos del gallinero y ha sido un poco calvario pelarlos, siempre es mejor cocer los huevos que tengamos más viejunos en casa, ya que luego se pelan mucho mejor. Una vez pelados los partimos por la mitad.

    huevos cocidos
  9. En la misma sartén en la que hemos preparado la salsa, sin necesidad de lavarla, podemos rehogar nuestro arroz cocido con el resto de la mantequilla (los otros  30 gr), hasta que se empiece a dorar. Le agregamos unas cuantas cucharaditas de la salsa para que se impregne bien del aroma y estará listo para servir.
    rehogamos el arroz

    añadimos un poco de salsa
  10. Se puede servir en cuenquitos individuales o en una bandeja grande, poniendo una basa de arroz a modo de nido y los huevos partidos por la mitad encima, bañamos con las salsa calentita y listo para disfrutar.

    emplatamos

A comer.

Besos

Pastelitos de limón sin gluten en tarros de cristal

Pastelitos de limón sin gluten en tarrito de cristal

Los confieso, fue ver los tarritos y enamorarme locamente de ellos. Y claro los tuve que adquirir y transformar en algo comestible. Y así surgió la idea de hacer unos pastelitos de limón sin gluten.

Son facilísimos de hacer y en formato tarrito quedan ideal para regalar. Obviamente se pueden hacer también en formato normal y de una sola pieza, pero ¿cómo resistirse a semejantes tarritos?

Tarritos de cristal

Además con estos días tan nubladitos, parece que el cuerpo pide un pastelito con té o café calentito.

Ingredientes: 

Ingredientes para la masa

Para el bizcocho

  • 250 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr azúcar
  • 5 huevos
  • 1 pellizco de sal
  • Ralladura de 1 limón
  • 65 gr Maicena
  • 185 gr harina de arroz
  • 2 cucharaditas de café de levadura en polvo tipo Royal

Para el glaseado: 

Ingredientes para el glaseado
  • 100 gr azúcar glas
  • Zumo de 1 limón

Preparación:

Tradicional:

Realmente se puede hacer a mano sin necesidad de robot de cocina.

  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. Batimos la mantequilla blandita, (no vale si está recién sacada de la nevera) con el azúcar hasta que se incorporen perfectamente.
    Mantequilla

    Mantequilla con azúcar
  3. Vamos incorporando los huevos 1 a uno.
  4. Añadimos la sal, y la ralladura de limón, opcional se pueden incluir unas gotas de esencia de limón.
  5. Incorporamos las dos harinas y la levadura y mezclamos con una espátula o cuchara de madera.

    Añadimos las harinas
  6. Toca engrasar bien nuestros tarritos para que no se peguen, con un poco de mantequilla.
    engrasamos los tarritos

    tarritos engrasados
  7. Con ayuda de una cuchara, rellenamos nuestros tarritos, hasta un poco más de la mitad. Golpeamos la base con la mano, para que se asiente bien la masa de forma homogénea y salgan las burbujas.
    rellenamos hasta poco más de la mitad

  8. Introducimos en el horno con calor arriba y abajo unos 15-18 minutos, hasta que veamos que se doran. Pinchamos con un palillo, para comprobar que sale limpio y están hechos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

    al horno, mejor sin tapas

Nota mental: si se puede es mejor quitar las tapitas para hornear y luego volverlas a poner.

Para el glaseado:

  1. Exprimimos el zumo de los dos limones, del que usamos la ralladura para el pastel y de otro.                                                           
  2. Pinchamos nuestros pastelitos con una brocheta
  3. Mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas y vertemos sobre nuestros pastelitos cuando ya estén completamente fríos.
  4. Consejo: Yo suelo hacer un glaseado más líquido, que queda transparente con el que empapo los bizcochitos, dejo un cuarto al que añado un poco más de azúcar glas hasta que me quede más blanquito para decorar por encima.
    glaseado de limón para decorar

    glaseamos

Listos para comer o regalar.

 

Con Thermomix:

  1. En el vaso batir la mantequilla con el azúcar 1 minuto y medio/Velocidad 3 ½
  2. Por el vocal incorporar los huevos 1 a 1 a velocidad 3 ½ sin tiempo.
  3. Incorporar el resto de ingredientes y mezclar 5 segundos/ Velocidad 5.
  4. Toca engrasar bien nuestros tarritos para que no se peguen, con un poco de mantequilla.
  5. Con ayuda de una cuchara rellenamos nuestros tarritos hasta un poco más de la mitad, golpeamos la base con la mano, para que se asiente bien la masa de forma homogénea y salgan las burbujas.
  6. Introducimos en el horno con calor arriba y abajo unos 15-18 minutos, hasta que veamos que se doran. Pinchamos con un palillo, para comprobar que sale limpio y están hechos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nota mental: si se puede es mejor quitar las tapitas para hornear y luego volverlas a poner.

 

Para el glaseado:

  1. Exprimimos el zumo de los dos limones, del que usamos la ralladura para el pastel y de otro.
  2. Pinchamos nuestros pastelitos con una brocheta
  3. Mezclamos el zumo de limón con el azúcar glas y vertemos sobre nuestros pastelitos cuando ya estén completamente fríos.
  4. Consejo: Yo suelo hacer un glaseado más líquido, que queda transparente con el que empapo los bizcochitos, dejo un cuarto al que añado un poco más de azúcar glas hasta que me quede más blanquito para decorar por encima.

Listos para comer o regalar.